FÚTBOL

El Atlético sabe cómo ganar

El conjunto colchonero se mostró muy superior al Marsella para sumar el título de la Liga Europa en Lyon

Antoine Griezmann celebra uno de sus dos goles de anoche en Lyon. Fue el jugador que decantó el partido.
Antoine Griezmann celebra uno de sus dos goles de anoche en Lyon. Fue el jugador que decantó el partido.
El Atlético sabe cómo ganar

Una demostración de determinación y eficacia de Antoine Griezmann y un ejercicio práctico colectivo lanzaron ayer al Atlético de Madrid a una nueva Liga Europa, el sexto título de la era Simeone, evidentemente superior al Marsella, rotundo cuando percibió el primer fallo rival y concluyente después. Menos quince minutos, con más agitación que ocasiones, la final fue sin matices del conjunto rojiblanco y de su estrella, que domó primero a un contrincante respondón en el comienzo del duelo, con el 0-1 en el minuto 22, y lo sentenció después, en el 48, con dos definiciones incontestables; el enésimo ejemplo de toda su clase.
El Atlético aceptó la invitación del Marsella, que dejó clara su propuesta desde el primer instante, desde el saque de centro, cuando Payet emuló a un jugador de rugby y pateó directo el balón a fuera de banda para avanzar, darle la pelota y presionarle. Lo sufrió el equipo rojiblanco un rato, atenazado, exigido y desajustado.
Hasta el minuto 15 duró la agitación que pretendía el conjunto francés. Quizá porque se serenó y se acomodó el Atlético, pero sobre todo porque la diferencia de calidad quedó demostrada en una simple acción: un pase por el medio del portero Steve Mandanda que no controló Anguissa y que lo presionó y recogió Gabi con la perspectiva libre hacia Griezmann, infalible para marcar el 0-1.
Un momento clave, un giro fulminante al partido y un golpe rotundo para el conjunto francés, que encajó el siguiente en forma de lesión, con las lágrimas de Payet cuando pidió el cambio a la media hora, entre el silencio de su propia afición, consciente de que la gesta era aún más complicada sin su capitán sobre el terreno.
La final era del Atlético. No hubo debate en el segundo tiempo con la puesta en escena, pero sobre todo con el 0-2 de Griezmann, tan sutil en la resolución como rápido en la conducción, cuando recogió la perfecta asistencia de Koke, para sentenciar el título en sólo 48 minutos y agrandar la historia europea del club rojiblanco, culminada con el 0-3 de Gabi en el 89. 

Olympique Marsella:
Mandanda; Sarr, Rami, Luiz Gustavo, Amavi; Anguissa, Sanson; Thauvin, Payet (Maxime López, m. 30), Ocampos (Njie, m. 55); y Germain (Mitroglou, m. 74).
Atlético de Madrid:
Oblak; Vrsaljko (Juanfran, m. 46), Giménez, Godín, Lucas; Correa (Thomas, m. 86), Gabi, Saúl, Koke; Griezmann (Fernando Torres, m. 90) y Diego Costa.
Goles:
0-1, m. 22: Griezmann, a pase de Gabi tras un mal control de Anguissa; 0-2, m. 49: Griezmann pica el balón ante Mandanda tras una asistencia de Koke; 0-3, m. 89: Gabi, de tiro cruzado dentro del área.
Árbitro:
 Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestó a Sime Vrsaljko (m. 23) y Lucas (m. 77), por el Atlético de Madrid, y a Amavi (m. 38) y Njie (m. 77), del Marsella.
Incidencias:
Final de la Liga Europa, disputada en el estadio Parc OL de la ciudad francesa de Lyon ante unos 59.000 espectadores, unos 10.000 del Atlético de Madrid.