MUNDIAL DE RUSIA 2018

Croacia derriba su muro

El equipo balcánico remontó ante Inglaterra y se medirá a Francia en la final del Mundial

Mandzukic celebra el gol que metió a Croacia en la final de un Mundial por primera vez en su historia.
Mandzukic celebra el gol que metió a Croacia en la final de un Mundial por primera vez en su historia.
Croacia derriba su muro

Mbappé o Modric. Pogba o Rakitic. Griezmann o Mandzukic. Moscú coronará este domingo como campeona del mundo a la selección de Francia o a la de Croacia, la única superviviente este miércoles en el estadio de Luzhniki de un pulso hercúleo con la escuadra de Inglaterra, a la que batió por 2-1.
Los pupilos de Zlatko Dalic vencieron con el físico deshecho, que no el orgullo ni el honor, después de remontar un tanto encajado en el minuto 5 y de forzar la prórroga por tercer encuentro consecutivo. Y es que, tras una fase de grupos primorosa, en la que doblegaron a Nigeria, Argentina e Islandia, los Vatreni alteraron su ruta. Su continuidad pasó a depender del funambulismo.
En dos tandas de penaltis culminadas por Ivan Rakitic, ante Dinamarca y Rusia, hilaron su progreso hasta semifinales.
La historia del conjunto ajedrezado pudo eternizar, ya así, al grupo capitaneado por Luka Modric, como en 1998 a Davor Suker, Robert Prosinecki y compañía; pero, coincidiendo con el vigésimo aniversario de aquel bronce, la 'Generación del 2018' mereció un lugar todavía más preeminente en la memoria del fútbol croata.
A Modric se le esperaba desafiante desde el inicio ante la meta defendida por Jordan Pickford, pero arrancó la semifinal más cerca de su área.
Y en la zona central, próxima al semicírculo, cazó a Dele Alli. Esa falta habilitó a Kieran Trippier para un formidable golpeo que terminó en gol, en el minuto 5, lo que obstaculizó la croata.
En la segunda mitad, se aguardaba que jugadores con el carácter de Rebic y Mandzukic y la jerarquía de Modric y Rakitic se mostrasen reaccionarios. Se sumó igualmente Perisic, con un disparo lejano que tumbó a Walker.
En el siguiente ataque sí acertó el propio Perisic. Cazó un remate en posible juego peligroso en el  área, el árbitro entendió que era legal y llegó el empate (min. 68).
Por la parte croata, por poder disputar su primera final mundialista. Por la parte inglesa, por reaparecer en la ronda definitiva tras haberlo hecho en 1966 -de ese año data el triunfo del plantel capitaneado por Bobby Moore, el único de Inglaterra-. Ganó peso entonces la experiencia de los muchachos de Zlatko Dalic, amenazantes con un potente golpeo de Perisic que negó la madera, solo tres minutos después de su gol.
Stones recomendó calma desde el eje, pero Southgate aderezó la partida con otro velocista, Marcus Rashford, aunque la semifinal no la pudo decantar ningún futbolista en 90 minutos.
Trató de hacerlo John Stones, con un poderoso cabezazo que apaciguó Vrsaljko mediada la primera parte de la prórroga. Y poco después Mandzukic, ante un muslo salvador de Pickford.
El atacante del Juventus condensó en sí toda la gloria en un mágico minuto 109. Tras un sutil cabeceo de Perisic encontró el balón donde quería: presto, ante la pasividad de la zaga inglesa, para fusilar con su zurda a Pickford en una acción que convierte a Croacia en finalista. Estrenará esa condición este domingo, ante el equipo 'bleu', con la convicción de poder tumbar también al vencedor de la edición de 1998. Ésa en la que Croacia firmó la segunda página más relevante de su historia. Ayer derribaron su muro histórico.

Croacia: 
Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Domagoj Vida, Dejan Lovren, Ivan Strinic (Pivaric, min. 95); Marcelo Brozovic, Luka Modric (Badelj, min. 119), Ivan Rakitic; Ante Rebic (Kramaric, min. 101), Ivan Perisic y Mario Mandzukic (Corluka, min. 115).
Inglaterra: 
Jordan Pickford; Kyle Walker (Vardy, min. 112), John Stones, Harry Maguire; Kieran Trippier, Jesse Lingard, Jordan Henderson (Dier, min. 97), Dele Alli, Ashley Young (Rose, min. 91); Raheem Sterling (Rashford, min. 74) y Harry Kane.
Goles: 
0-1, min. 5: Trippier; 1-1, min. 68: Perisic; 2-1, min. 108: Mandzukic.
Árbitro: 
Cüneyt Çakir (TUR). Amonestó por Croacia a Mandzukic (min. 48) y Rebic (min. 96) y por Inglaterra a Walker (min. 54)
Incidencias: 
Segunda semifinal del Mundial. Luzhniki de Moscú, 78.011 aficionados.