FÚTBOL

Aspas se suma a España

El céltico inicia una concentración marcada por la polémica generada por la nueva camiseta

Iago Aspas (i.) sale al campo de entrenamiento junto a varios de sus compañeros en la selección.
Iago Aspas (i.) sale al campo de entrenamiento junto a varios de sus compañeros en la selección.
Aspas se suma a España

Julen Lopetegui no tiene una concentración tranquila. El seleccionador español está cansado de dirigir entre la polémica, intentando siempre imponer lo deportivo a cualquier situación que altere lo realmente importante. Ahora que regresa la calma en torno a la figura de Piqué, se aviva por la camiseta.
España vuelve a escena y, como ocurrió con asiduidad en la fase de clasificación al Mundial de Rusia, lo hace con una nueva situación que altera el plan establecido. Nadie pensaba que un modelo de camiseta diseñado por Adidas hace año y medio, aprobado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), iba a generar tanto revuelo por salir en el momento político que vive el país.
El acto que estaba previsto para hoy se ha retocado por la imposibilidad técnica de llevar a cabo el primer plan. En esta ocasión no había un evento planificado como en las últimas presentaciones y se ha pasado de presentar a jugadores de la marca sobre el césped conla camiseta tras el entrenamiento a hacerlo todos los internacionales antes de la sesión y una rueda de prensa posterior de dos de ellos.
Mientras, Lopetegui intenta dar normalidad y hablar de lo deportivo a sus jugadores –entre los que vuelve a estar el delantero del Celta Iago Aspas–, a los que reunió nada más llegar a la concentración antes del entrenamiento vespertino. La única sesión abierta al público no levantó expectación en una tarde fría en Las Rozas.
Se pasó de no haber un hueco en la grada en la última ocasión que se abrió un entrenamiento, con el rechazo generalizado a la figura de Piqué, a no llegar a cien seguidores y que hubiese indiferencia hacia el central catalán e incluso aplausos cuando pisó el césped.
La selección comenzó a preparar los amistosos ante Costa Rica y Rusia con una primera sesión de la que se ausentaron Reina, Álaro Odriozola y Illarramendi, con molestias. A los dos primeros, que arrastran problemas de espalda y en los isquiotibiales derechos, respectivamente, los revisaron los doctores de la Roja y decidieron que seguirán en la concentración.
El regreso de Alberto Moreno y el primer entrenamiento con la selección española de Luis Alberto fueron las novedades en una tarde en la que Lopetegui tiró de la sub-21, que también trabaja en La Ciudad del Fútbol, para completar su grupo. La ausencia de Reina la cubrió Antonio Sivera, del Alavés.
Jugadores como Sergio Ramos, Silva, Vitolo o Rodrigo trabajaron con menos intensidad y se retiraron sin disputar los partidos en reducidas dimensiones con los que acabó el entrenamiento. Antes, un calentamiento en grupo, rondos y ejercicios con balón dieron forma al menú de trabajo.
El grupo confía en que la calma con la que se entrenó ayer la selección se extienda a Málaga, donde el viernes en La Rosaleda se disputará el amistoso ante Costa Rica, que desean sea una fiesta tras ver la expectación que ha levantado y la mejor forma de preparar el próximo Mundial.n