INLATERRA-ESPAÑA

Aspas, de no ir convocado a titular en punta

El céltico jugó como ariete la primera parte y pasó a la banda derecha en la segunda

Iago Aspas, en un momento del partido disputado ayer en el estadio de Wembley.
Iago Aspas, en un momento del partido disputado ayer en el estadio de Wembley.
Aspas, de no ir convocado a titular en punta

Iago Aspas regresó ayer a Wembley, el escenario en el que debutó con la selección española hace casi dos años, el 15 de noviembre de 2016. Como entonces, el delantero del Celta entró la convocatoria de La Roja por la baja de Diego Costa, en aquella ocasión por una lesión y en ésta, por motivos familiares, pero ayer Luis Enrique Martínez sorprendió todavía más al alinear al moañés como titular y en punta, precisamente en el hueco dejado por Costa, con el excéltico Rodrigo por la derecha e Isco por la izquierda.
De no ser convocado, Aspas pasó a salir de inicio con España por tercera vez en los catorce partidos que ha disputado con el combinado nacional en toda su carrera deportiva. Y, en esta ocasión, el moañés no pudo aprovechar la oportunidad de la mejor manera.
Empezó con muchas ganas, presionando la salida de balón de Inglaterra y bajando hasta la medular para intentar asociarse con los centrocampistas, pero no consiguió entrar en contacto con el balón demasiadas veces.
A los cuatro minutos, recibió un balón en profundidad en el área, difícil de controlar, en una jugada que acabó en fuera de banda favorable a los ingleses. Poco después, Rodrigo trató de combinar con el moañés en la frontal del área con un taconazo que el céltico no vio.
En el 7, prolongó de cabeza en el segundo palo un saque de falta desde la izquierda, pero su pase fue despejado por la defensa local.
Aspas no participó en el primer gol español, obra de Saúl en el minuto 11, y no volvió a aparecer hasta el 20, cuando una presión suya obligó al portero británico a jugar la pelota en largo.
En el 27, fue Rodrigo el que no vio su desmarque en un contraataque y prefirió jugársela por su cuenta para acabar perdiendo el balón ante la defensa inglesa. Dos minutos después, recibió dentro del área y buscó el remate, que le salió defectuoso y acabó pegando en un defensor.
En el 30, participó en una nueva contra de España con un taconazo pero no le devolvieron el balón. Y en el 31, Rodrigo se le adelantó para rematar en el primer palo el segundo gol de la selección española tras el saque de una falta.
En el 35, Iago Aspas recibió de Rodrigo en la banda derecha y jugó bien el balón hacia Saúl, que desde la frontal del área siguió combinando en una jugada larga de posesión, típica de La Roja. 
Posteriormente, en el 37, recibió un golpe en una pierna y dio el susto, pero se recuperó rápidamente, y en el 42 volvió a bajar al centro del campo para asociarse con los medios.
Tras el descanso, Luis Enrique Martínez hizo un intercambio en la delantera y colocó a Iago Aspas en la banda derecha para situar a Rodrigo como delantero centro.
En el 54, dejó pasar un balón dentro del área que Thiago acabó rematando y estuvo a punto de convertirse en el tercer gol de España, pero salió rozando el larguero.
Con el paso de los minutos, el moañés empezó a desesperarse y cometió una falta, cayó en fuera de juego y en el 64 fue él quien recibió una falta en el centro del campo.
Por después, en el 68, fue sustituido por el madridista Marco Asensio. No fue su mejor partido. n