AUTOMOVILISMO GP CHINA

Alonso: "Antes nos frustraba no pasar de la Q1 y ahora es por no estar en Q3"

El piloto español Fernando Alonso (McLaren), que saldrá este domingo desde el puesto 12 de la parrilla del GP de China de Fórmula uno, en su regreso a la competición tras su accidente de Australia hace un mes, vio positivo haber estado cerca de salir entre los 10 primeros.

Alonso: "Antes nos frustraba no pasar de la Q1 y ahora es por no estar en Q3"

"He estado luchando para pasar de la Q1 (la primera ronda de clasificación) durante el último año y medio, y ahora tengo el coche listo para ir a la Q3 (la tercera), y cuando pierdes esa oportunidad, obviamente, es frustrante", comentó.

"Hoy lo ha sido, porque me sentía competitivo y estábamos, creo yo, en la lucha para entrar en la Q3 con los dos coches", añadió, "así que ha sido una pena, pero vamos a pensar en el lado positivo: habíamos estado intentado pasar de la Q1 hace dos carreras, o el año pasado, y ahora estamos frustrados porque no estamos en la Q3".

Eso quiere decir, indicó, "que estamos en la buena dirección, y estamos creciendo bastante con cada carrera, eso es lo positivo".

"El progreso que hemos hecho desde el año pasado es enorme, y ahora nos sentimos competitivos y listos para luchar en la carrera cuando estamos en un grupo, así que estoy contento por eso, aunque aún nos queda un largo camino por hacer y estamos trabajando en ello", afirmó.

Con todo, al igual que opinó su compañero de escudería, el británico Jenson Button, "creo que tenemos que mejorar el ritmo que hicimos ayer (en seco), en las rectas largas no estábamos completamente satisfechos".

Eso es especialmente importante en Shanghái, que cuenta con dos de las rectas más largas de todo el campeonato, lo que supone una ventaja en esos sectores para los coches más potentes de la parrilla.

Aun así, Alonso se mostró satisfecho con el "montón de cambios" incorporados a su MP4-31 desde ayer.

El coche "se sentía mejor en la clasificación, éramos más competitivos, así que espero que seamos más competitivos en las vueltas largas mañana", compartió, aunque lo que ocurra durante la prueba shanghainesa "es un interrogante, ahora mismo no sabemos cómo de fuertes vamos a estar en la carrera"

"La posición (de salida) es buena, tenemos tres tipos de neumáticos para elegir, y eso puede llegar a ser bastante importante aquí", así que aunque "es frustrante no estar en la Q3, por lo menos vamos a intentar ver lo positivo", reiteró.

El bicampeón español había comentado ayer que, en algunos casos, puede ser incluso mejor salir de una undécima o duodécima posición que entrar en la Q3 a costa de sacrificar neumáticos para la carrera, aunque en esta ocasión deberá contar conque Lewis Hamilton (Mercedes) saldrá desde el final de la parrilla por una sanción.

Físicamente dijo sentirse ya bastante bien, en parte por haber dormido anoche 11 horas, "un récord en toda la semana".

"No había estado durmiendo tan bien por el 'jet lag' (la diferencia horaria con China), pero creo que ayer, como había estado echando de menos tanto subirme al coche el último mes, por fin al haber hecho algunas vueltas me sentí más relajado", comentó.

Sobre sus dolores, que ayer confesó que aún le afectaban al conducir, aunque eran soportables, dijo también que, aunque sentía alguna molestia en los baches y en algunos momentos, "no tuve que tomar nada para el dolor, así que si no me duele nada mañana, creo que voy a estar bien".

El asturiano se rompió la novena costilla izquierda durante su violento accidente de Australia, la primera prueba del Mundial, que le hizo perderse la segunda (Baréin) y le causó también un neurotórax, por lo que hasta que los médicos le vieron en Shanghái se temía que un posible nuevo impacto pudiera dañarle un pulmón.

Alonso comentó también hoy que no le pareció mal que se secara la pista después de la bandera roja de la Q1, cuando el coche del alemán Pascal Wehrlein (Manor) patinó en la recta de salida, donde se llegan a superar los 300 kilómetros por hora, a la altura de la parrilla.

Justo en ese lugar hay desde hace años un notable bache en la pista de Shanghái, donde hoy se había acumulado bastante agua tras la intensa lluvia que había caído poco antes, lo que hizo resbalar espectacularmente a Wahrlein y provocó su salida momentánea al césped y una bandera roja.

"Creo que lo pararon porque hubo un accidente y fue sólo para eliminar los restos, porque fue en un lugar complicado", dijo Alonso.

"En clasificación siempre hay normalmente un coche de seguridad, y esta vez el tiempo se paró, así que fue lo mismo para todo el mundo", recordó.

"Una vez que recogieron el coche vieron que había un potencial problema con el agua allí, así que me sentí bien" al conocer la decisión, concluyó, porque fue "lo mismo para todo el mundo, y es más seguro, así que eso debería estar bien".