BALONMANO DIVISIÓN DE HONOR

La viguesa Sandra Costas deja el Porriño por razones laborales

La extremo zurda y el club dejan abierta la puerta a su regreso tras seis años en la entidad

La extremo zurda Sandra Costas durante un reciente partido en el pabellón municipal porriñés.
La extremo zurda Sandra Costas durante un reciente partido en el pabellón municipal porriñés.
La viguesa Sandra Costas deja el Porriño por razones laborales

El pasado viernes, Sandra Costas entrenó por última vez con el Balonmano Porriño. Por última vez, por el momento, ya que la viguesa deja las filas del conjunto porriñés obligada por una cuestión laboral y ni el club ni ella cierran la puerta a retomar su ya larga relación si dichas condiciones varían en el futuro, ya sea cercano o lejano.


Costas lleva prestando sus servicios en el conjunto porriñés las últimas seis temporadas y era pieza clave en el equipo que entrena Abel Estévez, como demuestra el hecho de que ha jugado los diez encuentros ligueros que se llevan disputados esta temporada. Sin embargo, la exigencia de las oposiciones a Policía Nacional que afrontará en breve han convertido en imposible compaginar todos las obligaciones académicas y deportivas. "Me da mucha pena tener que dejarlo pero es imposible compaginar un trabajo de mañana y tarde con la preparación de unas oposiciones y la exigencia del balonmano, con entrenamientos, desplazamientos y partidos", asegura Costas.


El próximo 14 de enero, Sandra afrontará las pruebas de la oposición y de su resultado dependerá si se puede plantear el regreso o no al equipo.
Sea como sea, Abel Estévez quiso ayer "agradecer la dedicación de Sandra en estos seis años y siempre tendrá puerta abierta para regresar si le es posible".


Mientras, el equipo está pendiente de la mexicana Selene Sifuentes. La resonacia dictaminó que tiene tocado el ligamento cruzado posterior de una de sus rodillas y falta por determinar si hará falta cirugía. Si no es así, como parece, podría reaparecer en enero.