ATLETISMO

Vigo manda en la invasión de Balaídos

Los vigueses Gonzalo Basconcelo y Ester Navarrete se impusieron con claridad en la V Invasión Celeste, que reunió a más de 1.200 atletas de todas las edades

Cerca de 550 atletas tomaron parte en la prueba reina, que este año se estiró hasta los 7 kilómetros de longitud, con salida y meta en el estadio.
Cerca de 550 atletas tomaron parte en la prueba reina, que este año se estiró hasta los 7 kilómetros de longitud, con salida y meta en el estadio.
Vigo manda en la invasión de Balaídos

Más de 1.200 atletas de todas las edades tomaron ayer al asalto el estadio de Balaídos y sus inmediaciones para disputar la V Invasión Celeste, carrera popular en cuya prueba reina se impusieron los vigueses Gonzalo Basconcelo –el indiscutible rey de esta cita– y Ester Navarrete. Fue una matinal bajo la organización del Celta de Atletismo y de la Fundación Celta y en la que colaboró hasta la meteorología, acompañando con un cielo despejado aunque con algo de frío el desarrollo de las diferentes carreras.

Porque la prueba reina, sobre 7 kilómetros, no era más que el colofón de una mañana que comenzó de la mejor manera posible con el protagonismo de los chiquiceltas, niños y niñas nacidos entre 2012 y 2016 que demostraron sobre un corto recorrido de 50 metros en el interior del estadio sus capacidades para la carrera. Divididos en varios grupos, derrocharon velocidad y, sobre todo, entusiasmo, delante de una grada de Río Bajo que prácticamente se llenó para presenciar las peripecias de los más pequeños. Sin clasificaciones finales, los casi 400 menores participantes recibieron su correspondiente medalla.
A continuación tuvo lugar la prueba de 1 kilómetro para el peldaño intermedio, el que tomaron parte niños y niñas nacidos entre 2004 y 2011. Subdivididos en cuatro categorías por edad –sub-16, sub-14, sub-12 y sub-10–, la amalgama que formaron los casi 300 participantes salió del interior para rodear el estadio y regresar para cruzar la meta en el interior. Entidades como Celta Atletismo, Val Miñor, Trega o CAR estuvieron muy bien representadas.

Por último, la carrera reina, alargada este año a siete kilómetros y que tuvo como contundentes ganadores a Gonzalo Basconcelo y Ester Navarrete, que dieron tiempo a sus 527 acompañantes en la línea de meta. Basconcelo tuvo que seguir de cerca las evoluciones del morracense Álvaro Prieto, que acabó segundo a poco más de ocho segundos del ganador. Completó el podio Manuel Marchena, ya a más de medio minuto.
La victoria de Navarrete no tuvo contestación, pese al empeño de la céltica Alice Finot, segunda a más de 40 segundos. Ambas demostraron una neta superioridad sobre sus rivales, ocupando el tercer peldaño del podio la júnior céltica Ruth Carrera, a casi cuatro minutos de la vencedora.