EL BLACKBURN ROVERS PONE DE EXCUSA EL EXAMEN MÉDICO TRAS DESBARATAR LA OPERACIÓN YA PACTADA VERBALMENTE CON EL CELTA

La venta de Ghilas se rompe

Kamel Ghilas vuelve a estar descon el resto del equipo vigués en Melgaço. El argelino voló desde Inglaterra tras romperse de forma sorprendente el acuerdo alcanzado con el Blackburn Rovers para que el delantero jugase allí las próximas cuatro temporadas tras pagar 2,2 millones de euros. El técnico del club inglés, Sam Allardyce, ha vetado la compra a última hora poniendo como excusa que el delantero celeste no había pasado el examen médico pertinente. Desde Vigo, el propio jugador y el Celta niegan tal extremo y hablan de un recorte inesperado en un pacto que ya se había cerrado de palabra y vía fax.
Kamel Ghilas no jugará en el Blackburn Rovers y el Celta no se embolsará 2,2 millones de euros por su venta, al menos por el momento. Cuando la operación estaba más que encaminada y el propio futbolista llevaba desde el pasado lunes en Inglaterra a la espera de su presentación, todo se fue al traste ante el cambio de opinión del club británico. Al parecer, Sam Allardyce, técnico del Blackburn, no acababa de estar convencido del fichaje del delantero argelino y su club empezó a poner trabas en una negociación que se había gestado hace dos semanas y con fax de por medio. En las sucesivas comunicaciones con el Celta, fueron rebajando la oferta inicial hasta llegar a un punto en que la entidad viguesa se retiró de la mesa. Desde Inglaterra, el Blackburn vende la teoría de que el cambio de opinión se debió a que el ariete céltico no pasó el examen médico, circunstancia que en Vigo califican de incierta ya que pasó este requisito sin problema. De hecho, la semana pasada se sometió a los análisis propios de la pretemporada por parte de los servicios médicos celestes y no se detectó nada. Con el ánimo renqueante, Kamel Ghilas voló ayer de regreso a Vigo y se reincorporó a la concentración del equipo en Melgaço. El argelino no se explica lo sucedido y ahora tratará de readaptarse a la situación.

Otras opciones
Sin embargo, es de esperar que el movido verano del ariete internacional no se haya terminado. Su nombre regresa a un mercado en el que ya había sonado para equipos de la máxima categoría de España —Tenerife—, Francia —Girondins— e Inglaterra —Bolton y Portsmouth—. El club reconoce que tiene sobre la mesa más ofertas por el jugador, pero ninguna le había convencido tanto como la del Blackburn. Aun así, la idea sigue siendo darle salida si la operación es beneficiosa El golpe también ha sido duro para el club, que se había encontrado con una operación ideal para refrescar sus desérticas arcas. Esos 2,2 millones que en un principio iba a ingresar significarían cumplir con creces con los 1,5 millones que debe dedicar a sufragar su deuda cada temporada. A la espera de ver lo que sucede en las próximas semanas, en el aspecto en que sí gana el equipo con el retorno de Ghilas es en el deportivo.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >