CELTA

Un Maxi Gómez mejorado

El uruguayo sigue marcando y además juega más en equipo y presenta mejor forma física

Maxi Gómez corre junto a Dennis Eckert ayer en A Madroa.
Maxi Gómez corre junto a Dennis Eckert ayer en A Madroa.
Un Maxi Gómez mejorado

Maxi Gómez sorprendió la pasada temporada para bien a todo el mundo del fútbol. Venía de brillar en Uruguay pero nadie esperaba una participación tan excelsa en el ataque del Celta en su primera temporada en Europa. Con todo, el uruguayo no se quiere quedar ahí y busca sorprender de nuevo este curso.
Porque el joven de Paysandú, autor de 18 goles la pasada campaña y que ya lleva dos en la actual, demuestra una enorme virtud: que es capaz de aprender. Partiendo de su innata capacidad para anotar tantos, el internacional charrúa da señales de estar mucho más integrado en el juego coral del equipo, de entender mejor a sus compañeros y al juego y, además, de haber empezado la Liga en una gran forma física pese a que apenas dispuso de pretemporada.
Más allá de los kilos perdidos, Maxi celebra sentirse cada vez mejor. "Ésta es la mejor liga del mundo y te tienes que preparar bien. Ahora vengo todos los días y hago trabajo físico con el profe –preparador físico–. Me voy sintiendo muy bien y ojalá que siga de esta manera. Hago un trabajo que sí que siento que me falta, porque los de Uruguay son distintos a los de aquí. Ahora, con el profe hago trabajo aparte del que realizamos con el cuerpo técnico", aclara.
Todo ese esfuerzo está dando beneficios sobre el campo, como aclara el protagonista. "Me siento más rápido y no me canso mucho. Me estoy sintiendo mucho mejor", apunta. Y enseguida lo hila con el aspecto futbolístico: "Además, Me estoy adaptando al grupo. No hice una pretemporada con el resto del plantel, que es muy importante, y ahora ya me estoy sintiendo bien, haciendo goles y ayudando al equipo, que es fundamental".
Insistiendo en esta idea, Maxi Gómez hace hincapié en su deseo de ser mucho más que un rematador letal. "Me gusta estar mucho con la pelota, buscarla, tenerla. Por eso, algunas veces me ven de extremo y otras de nueve. Sí me gusta mucho poder ayudar al grupo con pelota para tenerla cuando la queremos tener. Y marcar cuando tenemos que marcar", argumenta.
Para mantener tal motivación, tras la salida de Claudio Beauvue no parece que el uruguayo tenga una competencia directa, toda veza que Iago Aspas está ejerciendo más de segunda punta o extremo. Sin embargo, él sí siente que la tiene: "Sí que hay varios que pueden jugar de nueve. Siempre tiene que haber competencia, si no es muy fácil. Dennis –Eckert– lo está haciendo muy bien también. Y Manolito –Apeh– ahora, que también es fundamental. Tienen varias cosas para aprender pero cualquiera de ellos o cualquier extremo puede jugar de nueve sin duda". Por el momento, está él. Y mejora.