RALLY

La zona del atropello mortal del Rally en As Neves estaba prohibida para el público

Un muerto y dos heridos al ser atropellados por uno de los coches que participaba en el Rally Sur do Condado. El fallecido es un vecino de Salvaterra, padre de uno de los copilotos de la prueba. La víctima se encontraba en un punto prohibido para el público y señalizado

Vehículo con daños tras impactar contra el espectador Antonio González, que falleció a causa del golpe.
Vehículo con daños tras impactar contra el espectador Antonio González, que falleció a causa del golpe.
La zona del atropello mortal del Rally en As Neves estaba prohibida para el público

El Rallye Sur do Condado, organizado por la Escudería Surco, se tiñó ayer al mediodía de luto con el fallecimiento de Antonio González Camba, de 64 años de edad, tras ser arrollado por uno de los participantes en el evento en una zona prohibida para el público. El suceso de produjo en la zona de Taboexa, en el municipio de As Neves.
Según confirmó la Federación Galega de Automobilismo, el accidente se produjo en una zona prohibida para el público. A pesar de ello, en el lugar se juntó un pequeño grupo de gente para ver el paso de los vehículos. Además del hombre fallecido, varias personas más sufrieron el impacto del vehículo, pero con heridas de poca consideración. Fueron atendidos en el propio lugar de los hechos por los servicios médicos. 
Antonio González recibió el golpe más fuerte del coche por el costado derecho del automóvil. El impacto, producido por el vehículo con el dorsal 29 resultó especialmente duro, como indica que el cristal del vehículo quedó completamente roto. El fallecido recibió los primeros auxilios en el lugar de los hechos y le fue practicada la reanimación. A la zona se trasladó un helicóptero para evacuar al herido, pero se certificó la muerte en el traslado. 
Se da la circunstancia de que Antonio González es el padre de Diego González, copiloto de Manuel Lorenzo Pérez, que representan a la escudería viguesa Rías Baixas y formaban parte de la caravana del rally. A causa del suceso, la competición fue neutralizada, pero después se reanudó a partir del séptimo tramo por petición expresa del hijo del fallecido. Eso sí, Diego González se retiró de la prueba. 
El accidente se produjo en una zona con asfalto roto y en un camino estrecho, con margen de tierra por los laterales de la vía. No obstante, era un zona rápida en ligera subida en la que el vehículo se marchó por el lateral derecho de la vía al inicio de una curva amplia, donde estaban situados los espectadores que seguían el paso de los coches. 
El incidente provocó el retraso en toda la jornada, aunque en el último tramo quedó reducido a un cuarto de hora. A este sector, que se disputó en Salvaterra, se llegó con Alberto Meira con una cómoda ventaja al frente de la clasificación. El piloto de Vincios aprovechó los problemas en los primeros tramos del día de Iago Caamaño –retirado– y Víctor Senra, que sufrió un pinchazo. Estas circunstancias dejaron en una posición favorable a Meira, que las aprovechó para hacerse con la victoria . 
Por su parte, la Secretaría Xeral para o Deporte sacó un comunicado tras producirse el accidente en el que transmitió "condolencias a los familiares, amigos y conocidos", además de recordar "la importancia de cumplir con todas las medidas de seguridad en las pruebas de motor, un aspecto en el que todas las instituciones trabajan sin descanso y solicitan la colaboración del público para que no se vuelvan a repetir sucesos como este".
Además, la entidad autonómica informó de otro accidente, en este caso, una salida de pista en la que se atendió al copiloto del vehículo. 
La Federación Galega de Automovilismo analizó lo sucedido tras el accidente con una visita de los diversos expertos de seguridad al lugar. En todo caso, desde el primer momento se comprobó que la zona era de acceso prohibido al público. 
En el aspecto técnico, durante la tarde se produjo una avería en el sistema de comunicación, que estropeó del seguimiento online del rally.n