CELTA

Sin salidas a Inglaterra

El Celta no espera ofertas por Maxi Gómez y sólo teme una ofensiva del PSG por Lobotka

Lobotka es el único jugador importante que podría salir este verano.
Lobotka es el único jugador importante que podría salir este verano.
Sin salidas a Inglaterra

El mercado inglés cerró ayer sus puertas sin que se produjera ninguna salida del Celta pese a los rumores de los últimos días sobre el interés de clubes británicos en el uruguayo Maxi Gómez y el eslovaco Stanislav Lobotka.
Fuentes del club vigués desmintieron ayer mismo que haya habido ninguna oferta de consideración por Maxi y, de hecho, la entidad celeste no espera que se produzca ningún movimiento en torno al delantero sudamericano, cuya cláusula de rescisión alcanza los 50 millones de euros.
El Celta no está dispuesto a vender al atacante uruguayo por menos de 40 millones y no es probable que ningún club de Francia, Italia o Alemania, cuyos mercados continúan abiertos, vayan a pujar tan alto por el mundialista céltico, que tiene todavía cuatro años de contrato con su actual equipo.
Diferente es la situación de Stanislav Lobotka. El club vigués recibió este verano una oferta desde Italia por el centrocampista eslovaco, pero que "no era ni para sentarse a negociar", según dijo ayer un responsable del club.
Sin embargo, en Casa Celta reconocen que hay un club francés interesado en el mediocentro celeste –el PSG– y temen que se pueda producir una ofensiva del equipo parisino de aquí al cierre del mercado galo, que, como el español, termina el 31 de agosto.
De esta manera, Lobotka es actualmente el único jugador con el que cuenta el cuerpo técnico del equipo vigués cuya permanencia en el club no está totalmente asegurada. Sin embargo, el Celta todavía no ha terminado con la operación salida y, además, está pendiente de realizar una última incorporación para cerrar la plantilla.

Falta un defensa de garantías
Según explicaron ayer mismo fuentes del club vigués, el Celta está intentando cerrar un defensa de garantías para completar el grupo que dirigirá esta temporada el argentino Antonio Mohamed. En principio, la entidad celeste busca un central polivalente que pueda actuar también como lateral izquierdo, la parcela que peor tiene cubierta el Celta tras la salida de Jonny Castro, ya que ni David Juncá ni Robert Mazan parecen haber convencido al técnico para entrar en el once titular.
De hecho, Mazan es uno de los futbolistas que se encuentran en la casilla de salida del club este mismo verano. Un total de doce jugadores han abandonado el Celta en el actual mercado y otros cinco pueden tomar el mismo camino antes del 31 de agosto.
Además del lateral eslovaco, la entidad celeste está dispuesta a dejar marchar a Radoja, que ha rechazado ya varias ofertas, Hjulsager, Beauvue y Jozabed.
El centrocampista serbio tiene un año más de contrato con el equipo vigués y su intención era recalar en la Premier, pero tras el cierre del mercado inglés deberá buscar plaza en otro lugar, ya que en el Celta aseguran que no volverá a jugar en el equipo. n