FÚTBOL

A Shanghai se llega por mensaje

Víctor González, entrenador vigués de 28 años, recibió una oferta y entrenará en China a una escuela sub-13

Víctor González, en el monte de O Castro, viajará el próximo 19 a Shangai para hacerse cargo de un equipo sub-13 en la ciudad asiática.
Víctor González, en el monte de O Castro, viajará el próximo 19 a Shangai para hacerse cargo de un equipo sub-13 en la ciudad asiática.
A Shanghai se llega por mensaje

Un equipo sub-13 de Shanghai puede estar a un mensaje de teléfono. Así es el caso del vigués Víctor González, que el próximo viernes 19 de octubre partirá hacia la ciudad china para hacerse cargo a partir del 1 de noviembre de la formación infantil del Champion Sport LTD, ubicado en el distrito de Yangpu. 
"Me mandó un Whatsapp un amigo que está trabajando allí desde hace unos meses. Coincidí con él en el curso de entrenador y tenemos buena relación. Me explicó que estaban buscando entrenadores para una nueva escuela de fútbol. Le dije que adelante. Después, hablaron conmigo y en uno días salió el proyecto", indica el técnico vigués. De hecho, incluso "la idea inicial era ir a una escuela nueva, pero después quedó una vacante en una que ya existe y es a la que voy. Comienzo en noviembre y llegaré unos días antes". 
La oportunidad la califica como "irrenunciable" porque Víctor González, como otros tantos entrenadores en España, compaginaba el trabajo en un gimnasio con la dirección de un equipo sénior humilde de la ciudad. "También llevaba juveniles, pero lo dejé porque no podía afrontar tantos equipos", matiza.
En tierras chinas tendrá un contrato de trabajo "con cuatro sesiones semanales de entrenamiento y el partido el fin de semana. Tendré tiempo para preparar bien las cosas, los encuentros y también horas para poder conocer el sitio. Es una gran oportunidad, tanto a nivel laboral como de experiencia. No la podía dejar escapar". 
Tras recibir la llamada desde China, formalizó todos los trámites, que llevan el plazo de un mes. Eso sí, cambiará Vigo y sus más de 300.000 habitantes por una megalópolis como la China. La ciudad de Shanghai cuenta con una población estimada de más de 23 millones de habitantes. El distrito de Yangpu, donde se ubicará Víctor González, ya supera los 11,3. Cifras mastodónticas, como todo el país. 
Todo el proceso de cambio de trabajo y residencia requiere unos trámites y también una investigación personal para conocer el destino, tanto su modo de vida, como la entidad en la que recae. El vigués explica que "las noticias que tengo es que algún español ya está allá. No son muchos, pero sí que los hay". Después, sobre el club matiza que "me explicaron que dejan trabajar a los profesionales sin un exceso de presión. Cualquier cosa que precises, si creen que puede ayudar, hacen lo posible por conseguirlo. Es un buen ambiente". 
Al técnico le llegó la oportunidad de entrenar a 10.380 kilómetros de distancia porque "el fútbol español está bien visto en China, especialmente después de los éxitos internacionales. Tanto por las victorias, como por la forma de conseguirlos, con un fútbol atractivo y de calidad. Es lo que les gusta". Esta es la línea de trabajo que intentará llevar y explica que "los entrenadores en España tienen un buena formación. Los jugadores allí son buenos en el aspecto técnico, pero después tienen más carencias en lo táctico y en la toma de decisiones, que es para lo que desean llevar a la gente de fuera". Sobre este tipo de trabajo, matiza que "al final, si pones a hacer a un jugador algo durante mucho tiempo, lo asimila. Lo complicado del fútbol es que pueda poner en práctica los recursos en situaciones concretas del juego, que es lo que le cuesta más". 
Sobre la organización prevista, explica que "todo está en inglés en la ciudad y, salvo la gente mayor, los jóvenes hablan este idioma. En el club, tienes una traductor a tu disposición que te ayuda en los entrenamientos y pasa del inglés al chino. A esto se añade que ellos, por su trabajo, ya van entendiendo cosas de español, portugués e italiano. Se llevará bien". 
Una situación que ayudará a Víctor González en el delta del río Yangtze, en el este de China. La vinculación laboral es por una temporada con estancia en el período navideño en Vigo: "Las combinaciones de vuelos son largas. En esta ocasión, conseguí una de 19 horas con una única escala. Eso sí, de una hora, por lo que tendré que ir rápido en Franckfurt".
Y, como reflexión, Víctor González, Licenciado en Actividades Físicas y del Deporte, y con los tres niveles de entrenador, matiza que "encontrar una buena opción en España es complicado, salvo si tienes algún contacto o fuiste futbolista de nivel con anterioridad". Al vigués le apareció en China y buscará en Shanghai una aventura deportiva y también vital.n