BALONMANO DIV. HONOR

Sarai Samartín se queda

La primera línea renueva con el Porriño tras descartar varias ofertas de División de Honor

Sarai Samartín realiza un lanzamiento exterior ante el Bera Bera.
Sarai Samartín realiza un lanzamiento exterior ante el Bera Bera.
Sarai Samartín se queda

Sarai Samartín continuará una temporada más en el Godoy Maceira-Porriño. La joven lateral mosense optó por quedarse en el club porriñés tras desestimar varias propuestas de División de Honor, alguna de ellas procedente de equipos que disputarán competición europea. 
La lateral es una de las jugadoras imprescindibles para Abel Estévez, tanto en la faceta defensiva como en la ofensiva. De hecho, en las dos últimas campañas fue la principal jugadora en el lanzamiento de media y larga distancia. El pasado curso finalizó la campaña con 91 tantos, a una media de 3,5 por partido. 
Abel Estévez, presidente y entrenador del Balonmano Porriño, expresó que "es una jugadora de gran nivel y proyección. Todavía tiene margen de mejora y agradecemos mucho que se haya quedado en la entidad, a pesar de tener propuestas superiores a la del Porriño. Para nosotros es una referencia porque es la única jugadora de las que están actualmente en el club que pasó por todas las categorías inferiores, desde las escuelas deportivas hasta el primer equipo". 
Para el técnico del conjunto de la ribera del Louro es una pieza básica porque "continuó su crecimiento en el aspecto defensivo", mientras que en ataque "fue más irregular en la última campaña, pero también causado porque las defensas la conocen mucho más y se centran más sobre ella. Tanto ella como Cecilia Cacheda sufren marcajes duros y una atención especial porque son las que llevan el peso del ataque".
De hecho, Abel Estévez logró retener este verano a la central y la lateral en su equipo y también a la extremo, Sara Gil, la segunda máxima goleadora de División de Honor. 
El Balonmano Porriño mantiene gran parte de su capacidad ofensiva y en las próximas semanas se esforzará en cerrar el equipo para cubrir las bajas existentes y, en la medida de lo posible, realizar alguna incorporación que aporte calidad.n