TRAINERAS

Samertolameu impone su fuerza en aguas de O Vao

La embarcación de Meira conquistó la XXV Bandeira Concello de Vigo

Muchos aficionados siguieron desde el puente de Toralla la regata organizada por el Club de Remo Coruxo.
Muchos aficionados siguieron desde el puente de Toralla la regata organizada por el Club de Remo Coruxo.
Samertolameu impone su fuerza en aguas de O Vao

Samertolameu, la gran favorita para ganar la Liga Galega de Traiñeiras esta temporada, cumplió con los pronósticos ya en la primera regata puntuable del año y se impuso ayer en la XXV Bandeira Concello de Vigo, celebrada en aguas de O Vao. La embarcación de Meira, en la primera regata con Dani Pérez como entrenador desde su regreso al club moañés desde Astillero, ganó con ocho segundos de ventaja con respecto a Puebla –tercera el año pasado tras Ares, ascendida a la ACT, y la propia Samertolameu– y 19 sobre Mecos-Mondariz, que completó el podio en Coruxo. De este modo, la trainera de Meira se convierte en la primera líder de una competición que se reanudará en dos semanas, con la disputa de la Bandeira Salgado Congelados en Perillo, parroquia de la localidad coruñesa de Oleiros.


Mecos-Mondariz, Bueu y Salgado-Perillo fueron las primeras traineras en competir en O Vao. Las dos primeras firmarían una gran actuación. De hecho sus tiempos sólo fueron superados por las dos mejores traineras de la Liga A en el día de ayer, Samertolameu y Puebla. Salgado-Perillo, por su parte, no tardó en demostrar que no estaba en disposición de seguir el ritmo de sus dos rivales de tanda. Acabó el día en la última plaza.


El duelo entre Mecos y Bueu resultó emocionante. En el primer largo, la trainera bueense aventajó en cuatro segundos a los de O Grove. En el segundo, su ventaja se redujo a dos. En el tercero, Mecos se puso por delante, aunque con un solo segundo de renta, para acabar mejor la regata, con cinco segundos sobre su perseguidor.
Posteriormente llegó el turno de  la anfitriona Coruxo, Vilaxoán, Chapela y Rianxo. El objetivo de los locales era repetir la sorpresa del año pasado, cuando se impusieron en su propia bandera, pero en esta ocasión se tuvieron que conformar con ser los mejores de su tanda. La embarcación de Coruxo protagonizó un bonito duelo con Vilaxoán en los primeros compases de esa segunda tanda, pero poco a poco fue abriendo hueco para imponerse con autoridad, con 15 segundos sobre los arousanos. Mucho más lejos acabaron Chapela, que comenzó la temporada con un noveno puesto, y Rianxo, décima en la Bandeira Concello de Vigo.


Las dos primeras tandas habían deparado interesantes enfrentamientos, pero el duelo del día estaba por llegar en la soleada matinal viguesa. Lo protagonizaron Samertolameu y Puebla, que iniciaron el curso con visos de volver a estar en lo más alto de la clasificación y en la pelea por el ascenso.


Puebla fue la más rápida en el primer largo, con dos segundos de ventaja sobre Samertolameu y cuatro sobre los asturianos de Castropol. Más descolgado quedaba Amegrove, que tras dominar varios años la Liga Galega vuelve a estar relegado a posiciones más bajas en este comienzo de temporada, como le sucedió el curso pasado.


En el segundo largo, Puebla aumentó su ventaja y Castropol perdía opciones en su pelea por el triunfo en la tanda y en la regata, que acabaría en la quinta posición. Todo quedaba en un mano a mano en el que Samertolameu comenzó a imponer su fuerza para ponerse a dos segundos del liderato al término del tercer largo y hacerse con el dominio de la prueba en el cuarto, antes de acabar, tras la última ciaboga, con ocho segundos se ventaja sobre Puebla, que también fue segundo en la general de esta Bandeira Concello de Vigo.


Con su triunfo de ayer en O Vao, Samertolameu aumentó su ventaja al frente del palmarés de una competición que ha ganado en doce de sus veinticinco ediciones. No obstante, con este triunfo rompió una racha de seis años sin ganar en aguas de O Vao, desde que lo hiciera en el año 2010.
La próxima cita de la Liga Galega será dentro de dos semanas en aguas de Oleiros.