CELTA

Rubén rompe su techo

El portero nunca había llegado a 17 partidos en una temporada

Rubén se dispone a atrapar un balón ante la presencia de Roncaglia en el partido del pasado domingo.
Rubén se dispone a atrapar un balón ante la presencia de Roncaglia en el partido del pasado domingo.
Rubén rompe su techo

Desde su irrupción pública ante el celtismo, en aquel inolvidable final de la temporada 2012/2013 con la agónica salvación del 4%, Rubén Blanco ha anhelado una continuidad en el primer equipo de la que le han privado la competencia interna y las lesiones. Encadenar partidos era para el mosense un sueño inalcanzable, que se rompía cada vez que nacía al encadenar varios y variopintos problemas físicos. Pero, hoy por hoy, su hora parece haber llegado por fin y con su titularidad ante el Espanyol el pasado domingo rompió su techo de partidos con el primer equipo celeste, dejándolo en 17. Y creciendo.
Tras aquella puesta en escena en sus dos partidos de la mentada campaña 12/13, a la siguiente apenas jugó un partido de Copa con Luis Enrique Martínez, mientras ejercía en el filial. Ya con Eduardo Berizzo en el banquillo, se incorporó de forma definitiva a la primera plantilla cuando tenía 19 años pero se pasó tres cursos en busca de hacerse con un sitio en el once inicial. En el primero, apenas jugó un partido de Liga –en la última jornada, precisamente ante el Espanyol– y cuatro de Copa del Rey. En el segundo, ya apuntaba a titular de inicio aprovechando una sanción de Sergio pero se lesionó en la primera jornada ante el Levante; acabaría jugando ocho encuentros ligueros y, eso sí, los ocho de Copa ante semifinales, haciendo esos 16 que eran su techo. Y en el tercero, el pasado año, sufrió hasta tres problemas físicos diferentes y sólo disputó 11 encuentros de Liga y 4 de Liga Europa.
Por fin, esta temporada está consiguiendo esa ansiada continuidad. Y eso que, de inicio, el buen rendimiento de Sergio Álvarez en la pretemporada lo relegó a una suplencia de la que salió hace casi una vuelta, exactamente tras el partido de la primera vuelta ante el Getafe, rival que espera ahora al Celta el próximo lunes. Desde entonces, sólo se ha perdido un partido, el del Atlético, tras ser expulsado ante la UD Las Palmas.n