PIRAGÜISMO COPA DEL MUNDO

Puesta a punto en Szeged

Roi Rodríguez disputa este fin de semana la Copa del Mundo de Hungría con la vista puesta en el Europeo

Roi Rodríguez encara la Copa del Mundo de este fin de semana como entrenamiento de cara al Europeo.
Roi Rodríguez encara la Copa del Mundo de este fin de semana como entrenamiento de cara al Europeo.
Puesta a punto en Szeged

Este fin de semana comienzan las citas internacionales en la modalidad olímpica de K-1 1.000 metros con la Copa del Mundo de Szeged (Hungría) y en ella estará Roi Rodríguez. El tomiñés se ha ganado el derecho a disputar este campeonato al lograr en abril una plaza en el control selectivo celebrado en Trasona. 
Para el palista del Kayak Tudense será la primera competición internacional de la temporada y una buena piedra de toque para pulir las asperezas que siempre surgen cuando se inicia un nuevo ciclo. "La Copa del Mundo será un poco el punto de referencia. Actualmente me encuentro bastante bien de forma y la prueba va a servir para ver qué tal vamos", declara Roi. A pesar de la importancia que tiene este torneo, los objetivos de la campaña se han fijado  más allá de este fin de semana: en el Europeo y el Mundial.
La normativa de la Federación Española de Piragüismo establece que si el tomiñés logra situarse entre los seis primeros del Europeo, tendrá el billete para el Mundial asegurado. Un caramelo al que difícilmente se puede resistir. Por ello, Roi ha clavado la vista en el primero de estos torneos: "Hay que ir competición a competición, pero ahora mismo lo más importante es el Europeo porque me daría el pase al Mundial, que es el objetivo".
El palista ya obtuvo una plaza en el Mundial del 2017 para la misma modalidad olímpica. En la República Checa, Roi llegó hasta la final, pero tiene muy claro que este curso las expectativas tienen que ser mayores: "Ya estuve en la final y ahora mismo me marco como objetivo obtener una medalla en el Mundial de Portugal", anuncia el piragüista gallego.
Hasta agosto no llegará el Campeonato del Mundo y el tomiñés tiene todavía un largo camino que recorrer para estar un año más en una cita de este calibre: "Llevamos entrenando desde septiembre y hasta que empezaron las competiciones en marzo cansaba un poco", revela el del Kayak Tudense, que confía en que la última meta no se le escape: "Si estoy bien de forma en el Europeo y lo hago todo bien, debería conseguir la plaza para Portugal".
Con toda la temporada por delante, el primer 'entrenamiento oficial' será este fin de semana en la Copa del Mundo. Además de la modalidad olímpica de K-1 1.000 metros, Roi disputará los 500 y los 5.000: "Mis pruebas favoritas son la de 1.000 y la de 500, pero el 5.000, aunque no es mi distancia ideal, también me funciona como entrenamiento", apunta el tomiñés, que quemará sus naves para estar en el Mundial.n