CELTA

Un proyecto con buena pinta

El Ajax de Peter Bosz crece a base de goles y victorias sobre la base del mal curso pasado

Hachim Ziyek felicita a Bertrand Traoré por su gol del pasado domingo. El ariete, fichado este verano, sólo lleva dos tantos.
Hachim Ziyek felicita a Bertrand Traoré por su gol del pasado domingo. El ariete, fichado este verano, sólo lleva dos tantos.
Un proyecto con buena pinta

Que el Ajax no pasa por su mejor momento es una obviedad. Pero que el proyecto que encabeza Peter Bosz desde el banquillo está dando sensaciones de principio de algo grande también es obvio. El rival céltico este jueves en Balaídos en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga Europa aterrizará en Vigo con la energía cinética que le otorgan las nueve victorias cosechadas en sus últimos siete partidos, seis de la Eredivise, uno copero y dos de competición europea. Y con un balance realizador nada despreciable de 24 goles a favor y únicamente 4 en contra.
Este último dato, aunque influido lógicamente por el modesto nivel de la liga holandesa –en Europa, el acopio de goles es de 3 a favor y 1 en contra–, habla bien a las claras del carácter ofensivo que le quiere imprimir a su equipo el técnico Peter Bosz. De hecho, ya dejó buena muestra de sus ideas  con anterioridad en la Eredivise en el Heracles, con goleadas a favor y en contra y un fútbol abierto, y en el Vitesse, donde hizo el mejor fútbol del momento en Holanda. En lo táctico, no suele salirse de la norma holandesa y dibuja un 4-3-3 ofensivo y con más posesión de balón que el rival.
Esas últimas nueve victorias le han dado la tranquilidad para trabajar tras un comienzo de temporada dubitativo, que incluyó la eliminación de la previa de la Liga de Campeones a manos del Rostov y un empate y una derrota en las dos primeras jornadas ligueras. Entonces, parecía que sensibles bajas en el equipo como el portero Cillesen –fichado por el Barcelona– o el goleador Aek Milik –fichado por el Nápoles y ahora mismo lesionado de larga duración– y los poco llamativos fichajes iban a provocar pérdida de nivel en un equipo que ya venía de una mala temporada, con pérdida del título liguero traumática en la última jornada y eliminación, por primera vez, en la fase de grupos de la Liga Europa.
Sin embargo, el tradicional conjunto de Amsterdam –"el Real Madrid holandés", le dicen– ha salido adelante agarrándose, principalmente, a jugadores ya presentes en la plantilla la pasada campaña. Especialmente, Davy Klaasen, un centrocampista ofensivo que pasa por ser el líder del equipo dentro y fuera del campo y que, además, es el máximo goleador actualmente con nada menos que 10 goles en los 15 partidos –todos menos uno– que ha disputado. No es de extrañar que sea el jugador más utilizado por Bosz hasta la fecha.
En portería, el camerunés André Onana ha asumido la titularidad tras la marcha de Cillesen y ante la lesión de larga duración de uno de los fichajes del verano, Tim Krul. Lo cierto es que de todos los refuerzos, únicamente el central Davinson Sánchez y el centrocampista creativo Hachim Ziyek, el último en llegar, están convenciendo. El central ex bético Westermann ha desaparecido del once, mientras que el delantero Bertrand Traoré –que brilló a las órdenes de Bosz en el Vitesse– vive a la sombra de Dolberg, que se ha asentado como nueve titular, y ha tenido que adaptarse a la banda, aunque está por delante del también fichado Mateo Cassierra, un colombiano de apenas 19 años. En los extremos, Amin Younes es indiscutible por la izquierda, mientras por la derecha Traoré compite con El Ghazi, que apuntaba a titular en el arranque de curso pero que no acaba de cuajar, como el talentoso Bazoer, desplazado de la titularidad en un centro del campo donde habitan Riedewald, Schöne y, sobre todo, el mentado Klaasen y Gudelj. Atrás, parece asentarse el cuarteto formado por Veltman, Sánchez, Viergever y Sinkgroven. 
Este último dejó el campo el pasado domingo con alguna molestia en una de sus rodillas, pero parece leve y se espera que esté el jueves. Aunque para ese duelo en Balaídos, si el Celta tendrá en el horizonte el derbi con el Deportivo, el Ajax tendrá un encuentro de no menor rivalidad con el Feyenoord. Que le pregunten a Guidetti...n