CELTA

Preocupación por Tucu Hernández

Pablo Hernández, uno de los futbolistas en mejor forma del Celta en las últimas jornadas, podría estar varias semanas de baja en este tramo final de la competición liguera.

Robert Mazan (c) entró en la convocatoria tras superar su lesión.
Robert Mazan (c) entró en la convocatoria tras superar su lesión.
Preocupación por Tucu Hernández

El internacional chileno, que ya no podía jugar hoy contra el Barcelona al cumplir partido de sanción por acumulación de tarjetas amarillas, acabó el encuentro del pasado sábado en Leganés lesionado y, a falta de nuevas pruebas médicas –el club anunció que se le realizará una ecografía–, sufre una posible rotura fibrilar en el bíceps femoral derecho.
De esta manera, el Tucu se ha convertido en el único inquilino de la enfermería celeste, ya que ayer mismo recibió el alta el lateral izquierdo eslovaco Robert Mazan, tras superar la tendinopatía en el cuádriceps derecho que se produjo durante un entrenamiento el pasado día 3 de abril.
Mazan ha entrado en la convocatoria de Juan Carlos Unzué para el partido de esta noche contra el Barcelona, una lista formada por 19 futbolistas y de la que, además del Tucu Hernández, se cae también Hugo Mallo por sanción.
Unzué ha citado a un futbolista más de los dieciocho habituales, en esta ocasión el central del Celta B –y lateral izquierdo en los últimos partidos– Diego Alende, debido a la situación de Radoja, que es duda por un golpe que sufrió en el encuentro con el Leganés.
"Tenemos la duda de Radoja, por eso hemos traído a Diego, y mañana (por hoy) lo resolveremos. Es un golpe que tuvo en la parte de atrás y como consecuencia le molesta también en la parte de delante, pero creo que es más molestia que otra cosa, por lo que dice también el doctor. De ayer a hoy ha habido una mejora sustancial y esperamos que en las próximas 24 horas vuelva a ocurrir lo mismo o mejor", explicó ayer Unzué en la rueda de prensa previa al choque de hoy contra el Barcelona.
El técnico celeste ha convocado para este encuentro a Sergio, Rubén, Sergi Gómez, Fontás, Cabral, Roncaglia, Jonny, Mazan, Alende, Lobotka, Radoja, Wass, Jozabed, Brais Méndez, Iago Aspas, Lucas Boyé, Pione Sisto, Emre Mor y Maxi Gómez.
Pero la mayor preocupación ahora mismo en el seno del Celta es la situación de Pablo Hernández. El internacional chileno no ha sido un fijo ni mucho menos para Juan Carlos Unzué esta temporada, pero siempre que ha tenido la oportunidad de salir como titular ha cumplido y, en los últimos encuentros, ha estado siempre entre los mejores del equipo celeste.
El descenso en el rendimiento de futbolistas como Lobotka o Radoja ha hecho que el técnico celeste haya apostado en las jornadas más recientes por la solidez del Tucu, que ha aportado siempre tanto en defensa como en ataque y también en el juego aéreo. De hecho, en el choque contra el Sevilla dio dos asistencias a Iago Aspas.
Su lesión, si finalmente se prolonga en el tiempo, supondrá un nuevo problema para Unzué, que había encontrado por fin la mejor versión del centrocampista. n