BALONMANO COPA DE LA REINA

Porriño y Guardés quieren la Copa

El anfitrión se enfrentará a un Alcobendas "experimentado" y las de Prades debutarán ante el "duro" Granollers

Cecilia Cacheda lanza a portería en el último derbi liguero entre el Porriño y el Guardés.
Cecilia Cacheda lanza a portería en el último derbi liguero entre el Porriño y el Guardés.
Porriño y Guardés quieren la Copa

El Godoy Maceira Porriño y el Mecalia Atlético Guardés serán los dos representantes gallegos en la Copa de la Reina de balonmano, que se disputará del sábado al lunes próximos en el pabellón municipal porriñés, y ambos llegan a la cita con la ilusión de conseguir su primer título en el torneo del KO.
El equipo de Abel Estévez, como anfitrión, tendrá como primer rival al Helvetia Alcobendas y, si consigue clasificarse, se enfrentaría en semifinales al ganador del encuentro entre Rocasa Gran Canaria y Rincón Fertilidad Málaga. Por su parte, el Guardés se estrenará ante el KH-7 Granollers y, si logra el pase, se vería las caras con el vencedor de la eliminatoria entre Bera Bera y Elche Mustang.
"Creo que llegamos en un buen momento. Hemos recuperado a gente y no tenemos lesionadas, salvo la de larga duración de Iris Sanjuán", afirma el entrenador del Porriño, que ha encadenado cuatro jornadas sin ganar en la Liga debido en buena parte a la preparación para la Copa. "Hemos metido más carga de trabajo a las jugadoras en las últimas semanas para llegar en las mejores condiciones físicas posibles y en el partido del sábado pasado –ante el Zuazo (20-21– el reparto de minutos fue distinto al habitual para tener a las jugadoras frescas", explica Abel Estévez.
Por su parte, el Guardés llega a la Copa tras vencer el pasado fin de semana al poderoso Bera Bera  (24-21) y auparse al coliderato de División de Honor. "Las sensaciones son muy buenas. La dinámica es positiva y la línea de juego y resultados, también, así que estamos con mucha ilusión para afrontar la Copa", indica su entrenador, José Ignacio Prades, que en principio podrá contar con toda su plantilla: "Anímicamente, el grupo está en un momento muy bueno y físicamente no hay lesiones de alcance, aparte de alguna sobrecarga típica de estas alturas de temporada".
Ambos técnicos se han marcado un solo objetivo en esta Copa: superar la primera eliminatoria. "Los primeros días de competición siempre son muy difíciles", señala Abel Estévez, que del Alcobendas destaca "su experiencia en este tipo de torneos. Es uno de los equipos que se clasifican siempre para estas fases finales y también que tienen una oportunidad para salvar la temporada. Por diferentes circunstancias, sobre todo lesiones, han tenido problemas en la liga y supongo que utilizarán la Copa para evadirse de esos problemas".
Aunque el Porriño se impuso al Alcobendas en los dos partidos de Liga esta temporada (25-22 en casa y 20-21 a domicilio), Estévez recuerda que "fueron victorias con muy poco margen, así que preveo un partido muy igualado y en el que tendremos que cometer muy pocos errores para ganar".
Para José Ignacio Prades, "el primer partido siempre es el más complicado". El técnico del Guardés describe al Granollers como "un equipo que está jugando muy bien. Tiene una plantilla amplia, muy joven, y en el mercado de invierno se reforzó con Laura Steinbach, la máxima goleadora de la competición la pasada temporada. José Luis Villanueva está trabajando muy bien con ese grupo y han puesto en dificultades a muchos equipos, a nosotros sin ir más lejos. En Granollers ganamos muy justitos (20-22) después de ir perdiendo durante gran parte del encuentro".
Uno y otro lucharán por el título, aunque, mientras para Estévez  el principal favorito es el Rocasa, porque "llega más fresco", Prades considera que "en la Copa, favoritos son casi todos y suele haber sorpresas. A nosotros nos pueden dar un poco más favoritos por nuestra situación en la Liga y porque jugamos casi en casa, pero hay que huir de falsas euforias". n