BALONMANO

El peso del pasado vacía la botella

Guardés, tercero, y Porriño, noveno, firman un inicio de curso más gris de lo esperado

El presidente del Mecalia Atlético Guardés, José Manuel Silva y El presidente y entrenador del Balonmano Porriño, Abel Estévez
El presidente del Mecalia Atlético Guardés, José Manuel Silva y El presidente y entrenador del Balonmano Porriño, Abel Estévez
El peso del pasado vacía la botella

Parón invernal. Es el momento para realizar el primer balance pausado de la temporada en la División de Honor femenina de balonmano, que llega con mucha historia para el Mecalia Atlético Guardés y con un rendimiento más bajo del habitual para el Godoy Maceira Porriño. En ambos casos, el peso del pasado condiciona la perspectiva actual. 
Con los datos en la mano, el Mecalia Atlético Guardés suma en División de Honor 16 puntos y ocupa la tercera plaza. Una situación idéntica a la vivida en el parón invernal del pasado curso, cuando terminó la campaña con el título liguero. En aquel momento también estaba a cuatro puntos del líder, el Bera Bera. Ahora ocupa la primera posición el Rocasa Gran Canaria, que marcha invicto. 
No obstante, en la evaluación pesa que la formación de José Ignacio Prades defiende el título y se reforzó para ello. Una de las derrotas, ante el Aula Cultural de Valladolid, influye en la parte negativa del balance, como también lo hace la Supercopa perdida en Vigo ante el Rocasa. Debutó en Liga de Campeones, perdió los dos encuentros de la fase previa -uno de ellos con opciones de victoria- y se midió al Astrakhanochka en la Copa EHF. Dio la cara, pero cayó. En este caso, ante un rival muy potente.
El Porriño, por su parte, marcha en la novena posición y con nueve puntos, tres menos que hace un año. Matemáticamente no igualará la primera vuelta del pasado curso, en la que terminó en el quinto lugar con 18 puntos. El conjunto de Abel Estévez perdió cierto potencial, pero no está acostumbrado a estar en la segunda mitad de la tabla clasificatoria. Una situación que debe gestionar el técnico. En su caso, pesa un pasado brillante en la categoría y también un inicio duro de curso. Con todo ello, perdió por un gol ante Málaga y Mecalia Guardés. De ganar uno de estos partidos, la visión sería diferente.

"La valoración es positiva, la derrota en la Supercopa nos afectó"

El presidente del Mecalia Atlético Guardés, José Manuel Silva, matizó que "la valoración es positiva. Hemos perdido dos partidos en División de Honor y tenemos que estar contentos porque, a pesar de que un tropiezo es más inesperado que otro, también lleva dos derrotas el Bera Bera. Lo que sorprende es ver invicto al Rocasa Gran Canaria. Esperamos poder derrotarlo el día 12 de enero". Sobre los puntos negativos, el entrenador añadió que "para mí, lo que más afectó al equipo fue la derrota de la Supercopa. Las jugadoras estaban motivadas y les afectó. Después, también están condicionadas por el hecho de ser campeonas porque casi el 100% es la primera vez que obtenían un título. El resto de equipos quieren ganar a las campeonas de liga, como se vio en Valladolid. Esto es algo que, poco a poco, se van sacando de encima. Por ejemplo, las jugadoras decían que si jugamos como contra el Astrakhanochka -Copa EHF-, nos llevamos la liga de calle. Esa eliminatoria la jugaron sin tener esa presión". A partir de ahora, José Manuel Silva explica que "todavía estamos ahí y queda mucha liga. Aspiramos a pelear por el título. Convivo con las jugadoras y tienen mucha ilusión. Empiezan a salirnos las cosas". Sobre el debut en Liga de Campeones, matizó que "era la primera vez que jugaban una previa y llegamos allí y vimos al Thuringer, que cada jugadora tenía su coche propio del club... Si volvemos a una previa, que esperemos que sí, seguro que no va a ser igual".

"Los objetivos no pueden ser iguales a los años anteriores"

El presidente y entrenador del Balonmano Porriño, Abel Estévez, explica que "le pongo un 7 a toda la plantilla. La única pena es que en el último partido ante el Valencia no pudimos sumar los dos puntos. En las jornadas disputadas hasta ahora, ya nos medimos a los cinco primeros de la categoría y el calendario será más accesible. Sí es cierto que en Valencia hicimos una muy mala primera mitad, con un hasta menos siete. Fue el único punto que teníamos que haber sumado, que no lo hicimos". El técnico admite que "tenemos que ser conscientes que la plantilla y los objetivos no van a ser los mismos que en años anteriores. Estamos en una nueva etapa, con una plantilla más reducida". En lo referente al rendimiento de las jugadoras, Estévez explica que "debido a los trámites burocráticos, Ayelen (portera) y Iasmin Santos se incorporaron tarde y no pudieron hacer la pretemporada. Esto fue un hándicap porque tienen que aportar. Estoy contento con la evolución de las jóvenes y también de jugadoras como Cecilia Cacheda y Sarai Samartín, que siguen evolucionando". De cara a la segunda mitad de la temporada, el preparador indicó que "tenemos que hacer un esfuerzo por alcanzar al grupo que nos precede. Pasar a Granollers e intentar pelear con Málaga para tener un objetivo que nos permita estar motivados. También queremos entrar en la fase final de la Copa".