RUGBY DIVISIÓN DE HONOR B

Peligra un equipo, no un club

El Vigo Rugby, colista en la segunda categoría, garantiza su continuidad si hay descenso

Al Kaleido Vigo Rugby le quedan seis partidos para intentar salir de plazas de descenso.
Al Kaleido Vigo Rugby le quedan seis partidos para intentar salir de plazas de descenso.
Peligra un equipo, no un club

El 3 de mayo de 2015, el Kaleido Universidade de Vigo Rugby Club disputaba su último partido en División de Honor. Hoy, aquellas latitudes se antojan enormemente lejanas desde la última plaza del grupo A de la División de Honor Plata, que condenará dentro de apenas seis jornadas al descenso de categoría. Es decir, al retorno a la competición autonómica de un equipo que fue la referencia del rugby gallego en la élite en los últimos lustros.
Con todo, nada está perdido todavía. Así lo asegura Ramón González-Babé, presidente entonces y presidente ahora de un club que en absoluto reniega de su apuesta por los jugadores propios, pese a que en el presente caigan chuzos de punta. Porque esa filosofía es la que hace vivir estos momentos difíciles sin la agonía de una posible desaparición: lo institucional no depende del devenir deportivo del primer equipo.
De entrada, para solucionar cualquier problema, lo primero es asumirlo: "Estamos donde la Liga nos manda. Hemos tenido un calendario último con salidas consecutivas al País Vasco, hasta cuatro. Pero en Eibar, por ejemplo, hicimos un buen partido dentro de nuestras posibilidades. Ahora tenemos otra salida complicada en Zarautz. Después, nos tenemos que hacer fuertes en casa ante Ourense, Durango y Oviedo 
–este último en el partido aplazado, que se jugará el fin de semana del 10 y 11 de marzo–". Y lo segundo, estar preparado a nivel mental para cualquier situación: "Sabíamos que iba a ser una temporada complicada porque el resto de equipos se ha reforzado mucho con plantillas con más de cinco extranjeros. Se hace muy difícil competir con ellos. Nosotros hemos optado por apostar por gente de la casa y, más allá de los resultados, lo cierto es que cada vez es mayor el peso de esa gente en el equipo".
Como queda dicho, esa capacidad para cuidar lo propio asegura la continuidad del club pase lo que pase con su primer equipo: "No hay riesgo de desaparición, con seguridad. Si se desciende, que yo creo que no vamos a descender, afrontaríamos con la mejor voluntad la siguiente temporada para volver cuanto antes al sitio que nos corresponde". Porque, desde el primer minuto, González-Babé y su junta directiva tuvieron claro que "no vamos a meternos en una política que no nos podemos permitir". 
Esa tranquilidad institucional no es por quitarle importancia a la situación. "La permanencia sería importante, más allá de por mantener una categoría, para que nuestros jugadores puedan crecer compitiendo en un nivel más alto que el autonómico", valora el presidente.
Y que nadie busque en este caso paralelismos con otros. No, el Vigo Rugby no vivió por encima de sus posibilidades. Es más, "el paso por División de Honor nos permitió dotar al club de una cantera y ahí están de prueba todos los títulos autonómicos". Pero ahora la segunda categoría exige también un dispendio económico al que es difícil llegar. "No sé las cuentas de los demás, pero sí veo que hay equipos con seis, siete y hasta nueve extranjeros. Por supuesto que hemos perdido potencial económico, ya que al bajar la categoría bajas de rango para las subvenciones. Y esponsors tenemos los que tenemos, y estamos muy contentos de mantener una firma como Kaleido, que lleva 20 años apoyando al club. Para nosotros es muy difícil competir en esta categoría. Los gallegos, por ejemplo, tenemos que realizar cinco viajes al País Vasco y eso se nota en el presupuesto", se lamenta González-Babé.
Pero queda vida. "Soy optimista. Dependemos de nosotros. Aún tenemos opciones y, si nos respetan las lesiones, hay partidos para salir de esta situación", reseña el presidente. Y eso que el previsible descenso del Getxo obligaría a un ascenso del Burgos para evitar que la penúltima plaza también condene al descenso.n