BALONCESTO NCAA

Paloma González abandona Minnesota "muy saturada"

La internacional sub-18 viguesa deja la NCAA porque "era mejor tomarme un descanso"

Paloma, perseguida por una jugadora de Virginia Commonwealth.
Paloma, perseguida por una jugadora de Virginia Commonwealth.
Paloma González abandona Minnesota "muy saturada"

Paloma González (Vigo, 1999), base de la University of Minnesota, ha regresado a casa por Navidad, pero para quedarse. A mediados de mes, en las redes sociales que siguen la actividad de los equipos de la universidad se avanzaba, citando a una fuente del departamento, que la base internacional viguesa cerraba su periplo estadounidense al finalizar el semestre académico. Estos días, sin explicaciones oficiales en su portal de internet, Minnesota retiraba el nombre de la española de la plantilla oficial.
Paloma se encuentra desde hace escasas fechas en Vigo con su familia. Y no volverá a Minnesota. "Decidí que era mejor tomarme un descanso, estaba muy saturada", reconocía ayer preguntada por este periódico. Era, sin duda, la excéltica con más proyección de las que esta campaña asaltaban la NCAA 1. Y de primer año ("freshman"), al igual que Candela Hermida (Siena College); Ángela Coello (Winthrop) juega su segunda temporada en Estados Unidos. 
Paloma ha disfrutado de buenos minutos en un equipo competitivo de la Big Ten. Nunca una viguesa había competido en un quinteto tan potente, ni Tamara Abalde con Lamar  (07/08). "Ha sido una gran experiencia, nada que ver con España. La competitividad es mucho mayor y el baloncesto es prioritario. Ha sido una decisión personal", explica la internacional sub-18.
González ha abandonado a las 'golden gophers' (ardillas doradas) para evitar una situación peor: hartarse a corto o medio plazo de un deporte que adora. Llevaba, apunta, "cuatro o cinco veranos, ya no recuerdo" sin descansar, siendo seleccionada por España para las citas internacionales de formación.
Ahora podrá descansar, olvidarse el tiempo suficiente del baloncesto para, seguramente, retomarlo en otras condiciones. González, que anunció en enero su marcha a Minnesota para el curso académico 17-18 (militaba en el Aros León), fue objeto de debate entre los aficionados, que dividían sus preferencias como base titular entre ella y Kenisha Bell, de tercer año.
"No tengo nada pensado", explica sobre la posibilidad de fichar por algún club. Y no, no se giren hacia el Celta Zorka, que cuenta con Anne Senosiain y Ainhoa Lacorzana para la dirección en pista, porque tras la marcha de la jugadora a León en 2016 la relación entre las partes se ciñe a la batalla por los derechos de formación, que el TAD, dependiente del Consejo Superior de Deportes, denegó al club que preside Carlos Álvarez.
El 28 de febrero se cierra el plazo de fichajes en las competiciones  de la FEB. Hasta esa fecha, la base tendrá tiempo para replantearse sus objetivos en el mundo de la canasta. Y si algún equipo la logra convencer, la LF1 o la LF2 habrán ganado una base de calidad. n