CELTA

Mor, 100 días después

El turco-danés ha generado más dudas que certezas pese a su coste

Emre Mor corre entre dos compañeros durante el entrenamiento matinal del equipo ayer.
Emre Mor corre entre dos compañeros durante el entrenamiento matinal del equipo ayer.
Mor, 100 días después

Hasta la fecha, Emre Mor ha dado más muestras de ser un joven de 20 años que de ser un futbolista estrella por el que hubo que desembolsar 14 millones de euros. Y no hace tanto. Hace apenas 100 días de la firma del contrato por cinco temporadas del internacional turco. Y, desde entonces, apenas ha participado en nueve partidos, sólo en tres de titular: en Liga ante Las Palmas –por la baja por sanción de Maxi Gómez– y los dos duelos de la Copa del Rey ante el Eibar. Por el medio, una lesión en un tobillo frenó su progresión física y, sobre todo, táctica.
Porque en este centenar de jornadas en Vigo, Mor ha demostrado una inusual calidad en el uno contra uno, gracias a una zurda prodigiosa, pero también una imberbe ignorancia posicional y táctica, tanto en lo que se refiere a las labores defensivas como a la capacidad para discernir los niveles de riesgo de sus regates según el momento o la posición en el campo, provocando pérdidas. Por otro lado, no ha generado el grado de conocimiento con sus compañeros necesario como para ser partícipe del juego grupal, extremo que se muestra en toda su crudeza en sus lagunas en una faceta del juego clave en este Celta como el pase.
Su última aparición sobre el césped se produjo en la vuelta copera contra el Eibar. Un partido mal jugado por la totalidad del equipo celeste y él no fue una excepción. De hecho, durante el mismo se ganó alguna sonora bronca tanto del entrenador, Juan Carlos Unzué, como de algún compañero.
Obviamente, su juventud y los cinco años de contrato invitan a la paciencia con un futbolista que, si aprende a conocer el juego, marcará diferencias. Porque, pese al coste de 14 millones, Mor todavía no ha jugado ni 2.000 minutos en el fútbol profesional. Acumula 1.999 entre el Nordsjaelland en la campaña 15/16 (973), el Borussia Dortmund en la 16/17 (694) y el Celta este curso (332). 41 partidos de los que fue titular en 21 (12 en Dinamarca).
A punto de cerrar 2017, en este año ha jugado 499 minutos con los clubes y 204 con su selección.  Sólo en seis partidos, en total, salió en el once inicial. No lo fue en los cinco últimos con Turquía. Lleva 100 días de celeste. Aprendiendo.n