CELTA

Liga para digerir una Copa amarga

El Celta podrá alinear un once de garantías mañana ante el Levante al reservar Unzué jugadores contra el Barça

Pione Sisto disputa un balón con Semedo en el partido de Copa del Rey del pasado jueves en el Camp Nou.
Pione Sisto disputa un balón con Semedo en el partido de Copa del Rey del pasado jueves en el Camp Nou.
Liga para digerir una Copa amarga

La dura derrota encajada por el Celta el pasado jueves en el Camp Nou ante el Barcelona (5-0), que eliminó al equipo vigués de la Copa del Rey, dejó al menos una nota positiva: que el entrenador celeste, Juan Carlos Unzué, pudo reservar a algunos jugadores importantes para el encuentro de mañana (12:00, Bein) contra el Levante en el Ciutat de Valencia.
El técnico navarro ya advirtió hace unos días que los futbolistas que disputasen los exigentes últimos dos encuentros, frente al Real Madrid en la Liga y contra el Barcelona en la Copa, no repetirían ante el Levante. Sin embargo, la rápida resolución de la eliminatoria copera en el partido de vuelta, con cuatro goles en contra en apenas media hora, permitió a Unzué dar descanso a varios futbolistas.
De esta manera, en el Ciutat de Valencia volverá a la portería Rubén Blanco, el guardameta habitual de Liga, en sustitución de Sergio Álvarez.
En la línea defensiva, los dos laterales, Hugo Mallo y Jonny Castro, parecen inamovibles, mientras que en el centro de la zaga Fontás y Sergi Gómez, titulares en el Camp Nou, podrían dejar su puesto a Cabral y Facundo Roncaglia, este último recuperado por el entrenador después de su excelente actuación contra el Real Madrid.
Las mayores dudas se presentan en el centro del campo. Frente al Barcelona, Unzué optó de entrada por Lobotka, Jozabed y Wass.  Los dos primeros disputaron los noventa minutos, por lo que podrían descansar ante el Levante, mientras que el danés fue sustituido en el descanso y se prevé que vuelva formar parte del once inicial.
Junto a Wass, en esta ocasión, podrían estar Nemanja Radoja, que jugó la segunda parte en el Camp Nou, y Pablo Hernández, que no participó un solo minuto en el duelo copero.
Y en el ataque, Juan Carlos Unzué podrá disponer de sus tres futbolistas habituales. Maxi Gómez empezó el partido del Camp Nou en el banquillo –su sustituto fue un decepcionante Emre Mor– y jugó en la segunda parte, mientras que Iago Aspas y Pione Sisto fueron titulares, pero el primero no salió ya al campo tras el descanso y el segundo fue sustituido por Brais poco después. De esta manera, el Celta podrá presentar en el Ciutat de Valencia un equipo que haga olvidar el trago amargo de la Copa. n