CELTA

La licitación de Marcador, Gol y el parking se iniciará en 3 meses

Caballero desveló que en un mes se inaugurará la obra de Río y que la nuevas actuaciones comenzarán por Gol

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, se dirige a los medios en la mañana de ayer frente a la remodelada grada de Río.
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, se dirige a los medios en la mañana de ayer frente a la remodelada grada de Río.
La licitación de Marcador, Gol y el parking se iniciará en 3 meses

La empresa Pedro de la Puente es, provisionalmente, la primera clasificada en el concurso para redactar los proyectos básico y de ejecución de la profunda reforma planteada para las gradas de Gol y Marcador del estadio de Balaídos y el nuevo parking subterráneo. La junta de gobierno local aprobó ayer la clasificación de ofertas, saliendo vencedora la presentada por el aquitecto que está llevando a cabo ya la remodelación del recinto deportivo, y el alcalde Abel Caballero explicó que el presupuesto es de 900.000 euros, que forma parte del convenio con la Diputación de Pontevedra y que también incluye otros 350.000 euros para los nuevos asientos de Río Bajo.
Caballero abundó en el tema al señalar que el proyecto básico estará concluido en tres meses y será entonces cuando el Concello tramite la adaptación urbanística  de la actuación a través de la "ley Vigo", paso necesario para la adecuación del suelo a los usos previstos. Con el procedimiento urbanístico iniciado, el gobierno vigués estará en disposición de arrancar con la licitación de las obras de construcción del aparcamiento y las gradas de Gol y Marcador, las dos que restan para completar la actuación global en el estadio. "El proceso está en marcha casi sin ningún retraso", subrayó el regidor.
En este sentido, el alcalde subrayó la reforma "monumental" que están acometiendo Concello y Diputación del estadio de Balaídos, con una obra "que toda la ciudad reclamaba", con un campo "como corresponde al Celta de Vigo y a la ciudad". Caballero añadió que, hasta el momento, las dos instituciones que están asumiendo todo el coste de la actuación ya gastaron en la remodelación 14 millones de euros, de un montante total que se elevará a los 40 millones de euros: "Una inversión colosal para un estadio colosal", dijo.
También avanzó el regidor que la intención es iniciar las obras por la grada de Gol, porque es la parte dominante de lluvias y vientos: "Por eso en las primeras filas de Tribuna baja llueve ahora y esto se acabará cuando terminen las obras", precisó Caballero. También apuntó que en un mes se inaugurará la obra de Río con un acto que ya se está planificando.
En cuanto al entorno del estadio,  ante la inminente finalización de las obras de Río, el Concello activó la reordenación de la circulación, para hacerla "completamente distinta, ágil y fluida", apuntó Caballero. El regidor recordó que el pasado miércoles se abrió un carril de la Avenida de Citroën, a la altura de la grada de Río, y adelantó que a mediados de la próxima semana ya estarán los dos abiertos.
Además, ayer entraba en funcionamiento el doble sentido de la calle Valle Miñor, regulando el cruce con las avenidas Citroën y Portanet con una nueva glorieta. El objetivo, aseguró Caballero durante su intervención junto al estadio, es dar alternativas a la Avenida de Castrelos, que está saturada desde la apertura del nuevo hospital de Beade Valladares.

El alcalde dice que el proceso de concesión del estadio al Celta sigue adelante

Abel Caballero explicó durante su comparecencia matinal de ayer junto a la grada de Río en Balaídos que el gobierno de Vigo trabaja en los estudios económico financieros que permitan conocer el valor del nuevo estadio de Balaídos, con el fin de iniciar el proceso de concesión administrativa del recinto.  Dicha fórmula fue la pactada con el propio Celta a finales del pasado año, aunque las alegaciones realizadas por el Concello de Vigo al proyecto de la futura ciudad deportiva en Mos han creado un cisma en este sentido.
De hecho, el presidente del club, Carlos Mouriño, señaló hace escasos días que no iba a aceptar la fórmula de la concesión, al considerar que desde el Concello vigués se había incumplido el acuerdo previo. El máximo accionista de la entidad no aclaró cuál podría ser la salida a un problema que lleva meses enquistado, después de que el Celta pidiese comprar el estadio, posibilidad que fue inmediatamente rechazada por Abel Caballero. Ahora, habrá que ver si la concesión administrativa acaba saliendo adelante.