CELTA

La puntería se trabaja

El Celta entrenó las finalizaciones para dejar atrás la sequía realizadora que lo asola

Maxci Gómez acumula ocho jornadas sin ver portería.
Maxci Gómez acumula ocho jornadas sin ver portería.
La puntería se trabaja

El Celta ha perdido el gol, que era su mayor aval no hace demasiado. La sequía realizadora comenzó hace semanas pero se ha agravado en las tres últimas jornadas, en las que los célticos no han  visto portería ni en una sola ocasión. El tanto más cercano es el anotado por Brais Méndez de penalti en el minuto 88 de la contundente derrota (1-4) ante el Levante en Balaídos. De esa diana se cumple hoy mismo un mes.
Como no puede ser de otro manera, Fran Escribá admitió ayer mismo que esta faceta del juego ocupa sus pensamientos estos días. "Claro que me preocupa. Éste era un equipo con un buen número de goles a favor y en el último mes y pico hemos hecho muy pocos goles en juego. Me gusta trabajar siempre ejercicios de finalización, aunque después el talento tenga mucha importancia. Y esta semana los hemos trabajado", apuntó el responsable del banquillo celeste.
Cuando se le preguntan por las causas de esa incapacidad para encontrar la portería rival, el valenciano señaló que "sin duda afecta la falta de confianza. Todos en una situación difícil rendimos peor, al igual que nos sale todo mejor cuando el viento sopla a favor. En un momento así, como nos pasó el otro día, los golpes duelen mucho más. Veo al equipo preparado pero cada golpe se acusa mucho más. Pero confío en que estamos preparados".
Cuando se habla de goles en esta plantilla, todas las miradas se centran en dos futbolistas: Iago Aspas y Maxi Gómez. Y con el moañés lesionado, es el uruguayo el que debe asumir los comentarios echando de menos sus goles. No en vano, acumula ocho jornadas –siete partidos, pues faltó a una por sanción– sin marcar y, si no lo hace hoy en el Bernabéu, protagonizará ya su peor racha como céltico. Con todo, Escribá asegura que "lo veo bien. Cierto es que no está pasando por su mejor rendimiento en cuanto a números aquí. Pero tampoco necesita que vaya yo a recordárselo. Lo único que intento es que se relaje y los goles llegarán. Estoy convencido de que los goles que él va a marcar nos van a permitir salir de ahí abajo".
Admitió el técnico que el uruguayo está recibiendo menos balones, pero espera que aproveche los que sí llegan. "Es cierto, pero aún así tuvo dos ocasiones. Vamos a un campo en el que seguramente no dispondremos de un número importante de oportunidades pero alguna habrá. Y Maxi y el resto estaremos preparados para aprovecharlas", aseguró.n