RUGBY DIVISIÓN HONOR B

La fe y la cantera

El Kaleido Vigo se presentó ayer con cambios en el banquillo y en la dirección del club

El Kaleido Universidade de Vigo realizó ayer el acto de presentación en el edificio Miralles de As Lagoas Marcosende.
El Kaleido Universidade de Vigo realizó ayer el acto de presentación en el edificio Miralles de As Lagoas Marcosende.
La fe y la cantera

Una nueva campaña con las mismas líneas, distintos nombres en las dirección y, prácticamente, ninguna novedad sobre el terreno de juego. El Kaleido Universidade de Vigo se presentó ayer en el Edificio Miralles en sesión matinal y en la cervecería Estrella Galicia en la vespertina. El domingo comenzará la temporada en División de Honor B ante el Campus Ourense y lo hará prácticamente sin novedades sobre el césped de As Lagoas. Los cambios, que existen, se centran en la dirección porque es el primer curso con Adrián Lago como técnico y de Xoán Reboredo como presidente. Ambos indicaron ayer que el proyecto es de cantera y marcado por la continuidad para aprovechar el legado de Norm Maxwell. 
Deberá aprovecharlo el nuevo preparador, que desea "obtener la permanencia cuanto antes". No será fácil porque comienza la campaña lastrado por la ausencia de Emilio Brizuela, el pilar argentino que dio la estabilidad necesaria en la segunda vuelta del pasado curso y sobre la que el Kaleido Vigo cimentó una salvación agónica. Con el visado en trámites, no estará en el primer partido y puede que tampoco en las primeras semanas de competición. Una baja notable para una escuadra corta en efectivos y, especialmente, en la primera línea. Esas posiciones de pilares básicas en el deporte del rugby que pueden pasar casi desapercibidos cuando están, pero que pueden bloquear el juego de cualquier equipo si los que están sobre el césped no ofrecen garantías. 
La futura llegada de Brizuela es la única incorporación en un bloque en el que continuarán como piezas clave el tongano Maka Tatafu –asentado familiarmente en Vigo–, el aragonés Javi Abadía y, en la línea de tres cuartos, el versátil Adolfo Rodríguez 'Uru', que también ejerce de preparador físico. Gran parte de la permanencia pasará por que estos jugadores mantengan la salud durante la temporada y cada uno de sus compañeros cumpla la máxima del rugby de que "cada jugador tiene que hacer su trabajo, pero todo su trabajo". Si algún elemento falla, el Kaleido Vigo de cantera y fe tendrá que remar contra corriente. 

Caballero promete la ETEA
En la sesión vespertina en Estrella Galicia, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, recibió el carnet honorífico de socio número 1 de la temporada. El regidor se comprometió a adecuar el campo de la ETEA para que el club pueda disputar allí alguno de sus partidos.n