CELTA

La buena salud sí acompañó

El Celta se dispone a cerrar una temporada de menor incidencia de lesiones graves y leves que en las anteriores 

Juan José García Cota, jefe de los servicios médicos del club, incide en la importancia de los fisioterapeutas.
Juan José García Cota, jefe de los servicios médicos del club, incide en la importancia de los fisioterapeutas.
La buena salud sí acompañó

Apostar por una plantilla corta, como la que ha manejado el Celta esta temporada –especialmente tras el mercado de invierno–, tiene un riesgo: que una o varias lesiones graves te priven de un futbolista durante semanas o incluso meses. Por fortuna para Juan Carlos Unzué, no ha sido éste el caso a lo largo de una campaña sin problemas físicos de larga duración ni jugadores entrenando aparte durante semanas y semanas. El balance que realiza el cuerpo médico, encabezado por Juan José García Cota, es positivo, poniendo siempre el acento en la labor preventiva, en la concienciación de los propios futbolistas, en el trabajo de fisioterapia y en la comprensión del cuerpo técnico.
"Ha sido una temporada buena en cuanto a lesiones graves e incluso en las leves", valora Cota como preludio y a la espera de que la campaña se cierre. Echando la vista atrás, considera que "hemos tenido una frecuencia de lesiones musculares o de ligamentos muy baja comparada con otros años". Y con un añadido temporal: sin épocas especialmente sensibles en este aspecto. "Hemos tenido muy pocos picos. En años anteriores siempre se daba un número de lesiones más importante en el mes de enero, pero no ha sido el caso. Los periodos de baja han sido muy pocos en general, a pesar de haber habido dos luxaciones de hombro... Desde el punto de vista de lesiones, ha sido una buena temporada", añade.
Enseguida, el responsable de los servicios médicos enumera las razones de tal bonanza, evitando en todo momento el autobombo. "Uno cuando dice que ha sido una buena temporada parece que está echándose flores y en realidad no es así. Es un trabajo que incumbe, incluso más que al propio médico, a los fisioterapeutas. Sigo diciendo que la fisioterapia en este club es de primer nivel de todo lo que yo conozco a nivel mundial. Y obviamente, la gestión que hacen entrenadores y preparador físico, que es muy importante para que las cargas se equilibren bien y no haya frecuencia de lesiones", explica.
La última pata para este banco es la de los pacientes, los futbolistas. "Cada vez los jugadores son más profesionales, entre comillas, en este tema. Saben que el entrenamiento no acaba cuando terminan las sesiones sobre el campo, sino que hay un trabajo preventivo que nosotros planificamos de forma individualizada. Antes era muy aburrido para los jugadores, ese rato en el gimnasio... Hoy en día asumen cada vez más que es muy importante", narra. El resultado está a la vista.n