CELTA

Jonny anhela un adiós sin fecha

El canterano reitera su deseo de salir del Celta en algún momento, pero niega que estuviese a punto de irse este verano 

Jonny Castro, entre Iago Aspas y Hugo Mallo en un entrenamiento de esta semana.
Jonny Castro, entre Iago Aspas y Hugo Mallo en un entrenamiento de esta semana.
Jonny anhela un adiós sin fecha

A sus 23 años, Jonny Castro Otto acumula ya 187 encuentros oficiales con el Celta, todos ellos entre Primera División, Copa del Rey y Liga Europa. Una amplia experiencia a la que une su paso por las selecciones españolas de categorías base. Aquel chaval de 18 años en el que confió Paco Herrera en el retorno del equipo a la máxima categoría tras una lesión de Hugo Mallo ha crecido. Y quiere seguir haciéndolo. Por eso, no oculta –algo que otros muchos sí hacen– que entre sus planes está dejar el club vigués en algún momento de su carrera sin especificar pero que, obviamente, cada vez está más cerca.
En este sentido, el vigués sí aclara que este verano no estuvo cerca de salir, desmintiendo "el 80%" de las informaciones que lo relacionaban con otros clubes, algunos de ellos de postín. De hecho, asegura haber pasado el mercado "muy tranquilo. Tengo un representante que se ocupa. Yo estoy aparte. En ningún momento he tomado una decisión porque no hubo que tomarla. Si en algún momento llega alguna oferta, el primero en rechazarlas es el Celta". Y punto. Al menos, de momento.
Porque su planteamiento es el mismo y la renovación con el Celta sigue aparcada, aunque insista en que no la ha descartado. "Para nada. Que diga que quiero salir no afecta a la renovación. Son circunstancias para seguir aprendiendo qué es el fútbol. Las negociaones para renovar estaban ahí en verano. Es algo que está encima de la mesa y ya veremos", comenta.
A Jonny le puede la honestidad sobre el diseño de su carrera. No vende amores eternos. Comparte su inquietud futbolística de conocer otras ligas. "El año pasado dije que me gustaría salir pero no dije cuándo. Viví una gran temporada en el Celta el curso pasado y quedándome estoy a gusto, feliz. No era una prioridad salir", reitera. "Soy joven, tengo 23 años y espero que aún me quede bastante en el fútbol. Quiero salir y nunca se sabe cuándo. Aquí me tratan muy bien el cuerpo técnico, mis compañeros y la directiva", añade.
Pero en su mente anhela nuevas "metas futbolísticas. Conocer, ver cómo se juega en otras ligas, con otros ambientes.  Me gustaría salir al extranjero". Y aclara que no necesariamente tendría que ser a un equipo con metas deportivas más altas que el Celta, aunque, obviamente, no le disgustaría tal circunstancia. "Nunca dije que quisiese salir a un equipo grande. Para disfrutar de otras ligas se puede ir a otros equipos más pequeños. Aunque está claro que si sales para crecer en uno bueno en el que puedas pelear por títulos, mucho mejor", sostiene.

Uruguay llama a filas a Maxi

El increíble rendimiento goleador de Maxi Gómez en el Celta, en su estreno en el fútbol fuera de Uruguay, no ha pasado desapercibido para su seleccionador nacional, Óscar Tabárez. El veterano técnico hizo pública ayer una preselección de cara a las dos próximas citas del combinado charrúa –ante Venezuela el día 5 de octubre y ante Bolivia el día 10, ambos clasificatorios para el Mundial– con los futbolistas que no pertenecen a ningún equipo uruguayo e incluyó al ariete celeste.
Dentro de poco más de una semana, se espera que Tabárez cierre de forma definitiva la lista. Y si Maxi se mantiene entre los elegidos, debutaría en una convocatoria de Uruguay, que confía en certificar su clasificación mundialista. Actualmente, los charrúas son segundos con tres puntos de margen para quedarse entre los cuatro clasificados directamente para la cita de Rusia. Y los dos rivales que le restan en las dos últimas jornadas, Venezuela y Bolivia, son última y penúltima, respectivamente.
En la lista uruguaya hay delanteros de la talla de Cavani o Luis Suárez, aunque tal vez el rival directo del céltico sea Stuani.