PIRAGÜISMO

Iván Alonso no competirá en 2018 y medita la retirada

El campeón del mundo de maratón se siente "desmotivado" por la falta de ayudas

Iván Alonso (i) ha conseguido tres medallas de oro en Mundiales y cinco en Campeonatos de Europa.
Iván Alonso (i) ha conseguido tres medallas de oro en Mundiales y cinco en Campeonatos de Europa.
Iván Alonso no competirá en 2018 y medita la retirada

El piragüismo, deporte en el que Galicia destaca como una de las principales potencias mundiales,  está perdiendo a algunos de sus referentes debido a la falta de ayudas institucionales. El Kayak Tudense, el mejor club de España en las últimas temporadas, se ha despedido recientemente de Gabriel Campo Pavón y Ramón Ferro, quienes anunciaron su retirada definitiva, y ahora es el multimedallista europeo y mundial de 32 años Iván Alonso quien ha decidido no competir en 2018. "Voy a parar todo el año. Tengo un negocio en mi pueblo, estoy aprendiendo y esta temporada acabé un poco cansado de todo en general, así que voy a echar el freno un año y luego ya veremos si lo retomamos o si la retirada es definitiva", explica Alonso.
El tricampeón del mundo de maratón se ha visto obligado a cambiar la pala por los fogones. "Tengo una crepería en Tui (La Crêpe da Pía). La abrí antes de ir al último Mundial y la verdad es que fue complicado compaginarlo porque la Federación no ayuda. A pesar de los resultados que he obtenido desde 2006 (siete medallas en Europeos y siete en Mundiales), no me ofrecen una beca ni ningún tipo de ayuda y tengo que pagarme yo los Europeos y los Mundiales", señala Alonso, que asegura que "llega un punto en el que no estoy dispuesto a que sigan viviendo de mí y de los resultados de los deportistas dirigentes y entrenadores de federaciones. No veo justo que el presidente de la Española tenga un sueldo alto a final de mes y yo tenga que pagármelo todo".
El palista del Tudense considera que "hay un cúmulo de circunstancias que hace que te desmotives, que no le veas futuro a esto y que lo acabes dejando. Estoy desilusionado con la Federación y con el sistema que rige este deporte. En el ciclismo, por ejemplo, si corres en un equipo de segunda tienes un sueldo y puedes vivir de ello, que es lo más justo porque estás sacando unos resultados y unos beneficios que les caen tanto a las federaciones autonómicas como a las nacionales o a los clubes e incluso a la sociedad, porque el deporte es un referente en la educación de los pequeños. Y el deportista es el único que no sale beneficiado de todo esto. Salvo cuatro que tienen suerte en alguna distancia olímpica o que consiguen un buen patrocinador, para el resto es muy complicado. En mi caso, he conseguido los resultados que he conseguido porque me he movido yo para encontrar patrocinadores o he subsistido con mis propios medios. Si no, habría sido imposible".
Iván Alonso aboga por profesionalizar un deporte que en Galicia se ha convertido en uno de los más populares: "Sabemos que no es fútbol, ni mucho menos, pero si seguimos siendo un deporte minoritario es porque ni a los clubes ni a las federaciones les interesa profesionalizar a los deportistas. Y los deportes con profesionales son los punteros, los que salen en televisión y en los que ganan dinero tanto clubes como federaciones porque se monta un negocio y hay un beneficio asegurado. Pero esto es como qué fue primero, la gallina o el huevo. Y el problema en el piragüismo es que sólo hay gallina y no hay huevo, entonces los deportistas que estamos en esta situación llega un momento en que tenemos que buscarnos la vida porque el deporte te aporta ilusión y un objetivo, pero ningún beneficio".
El palista de Tui reconoce que "lo voy a echar de menos porque llevo 23 años en el piragüismo, pero llega un momento en que tienes que pensar en tu futuro". n