BALONCESTO LIGA FEMENINA

"Ha sido una temporada 10"

María Araújo, tercera en la LF-1 con el Uni Ferrol, afirma que "lo merecimos por trabajo"

María Araújo (d) abraza a una compañera al final de un partido.
María Araújo (d) abraza a una compañera al final de un partido.
"Ha sido una temporada 10"

María Pérez Araújo (Vigo, 1997) cerró el pasado martes una campaña extraordinaria en las filas del Universitario Ferrol, uno de los clubes más modestos de la Liga Femenina y que ha conseguido disputar la Copa de la Reina, meterse en el 'play-off' por el título y terminar la competición liguera en el tercer puesto -con clasificación europea incluida–, sólo por detrás de los poderosos Perfumerías Avenida, su verdugo en las semifinales, y Uni Girona.
"Ha sido una temporada diez", resume la alero formada en el Celta Bosco. "Hemos conseguido todo lo que se podía conseguir, que era llegar al ‘play-off’ y a la Copa de la Reina, algo que creo que nadie se esperaba. Entonces ha sido una campaña muy, muy buena, tanto personal como colectivamente, y pienso que nos lo merecíamos porque somos un grupo que trabaja muy duro cada día, casa semana, para preparar los partidos. Es algo sorprendente, pero a la vez muy trabajado y muy merecido. El trabajo es lo que nos ha llevado a completar una temporada tan buena", indica la jugadora viguesa.
Porque, naturalmente, el Uni Ferrol no inició el curso con el objetivo de alcanzar la tercera plaza. "Cuando un equipo humilde como éste empieza la temporada imaginas primero salvarte y luego, una vez conseguida la permanencia, soñar, que es lo que hicimos. Nos propusimos llegar a la Copa de la Reina y al ‘play-off’. Al principio el objetivo era no descender y luego ir creciendo como equipo. Este año hemos superado con creces las expectativas", señala Araújo.
Tras acabar la liga regular en cuarta posición, el conjunto ferrolano eliminó al IDK Gipuzkoa en los cuartos de final, pero en semifinales tuvo que enfrentarse al Perfumerías salmantino, el gran dominador del baloncesto femenino español desde hace años. "Es un equipo muy superior al nuestro físicamente, un equipo de Euroliga, así que las favoritas eran ellas. Creo que competimos en los dos partidos, lo que pasa es que en el primero estábamos muy cansadas porque hacía sólo dos días que habíamos jugado el anterior, y en este último, en Esteiro, sí que dimos la cara hasta el final, explica la alero viguesa, que a sus 19 años ha cerrado el curso con un promedio de cerca de 12 puntos y 10 rebotes por partido: "Seguramente ha sido mi mejor temporada, pero es la consecuencia de la confianza que nos da Lino (López, entrenador del Uni Ferrol) a cada una de nosotras. Es capaz de sacar lo mejor de las jugadoras y en mi caso he hecho buenos números, estoy muy contenta".
Tras una campaña tan intensa se acumulan los recuerdos y María se queda con dos muy especiales: "Cuando estábamos esperando en Gernika, después de ganar a las terceras, siendo ellas favoritas, ese momento de ver cómo quedaban los resultados para comprobar si nos clasificábamos para la Copa fue muy bonito. Y luego estos ‘play-off’ han sido únicos, los hemos disfrutado  mucho porque al final somos todas una familia, como decimos siempre".
Aunque todos estos meses ha estado centrada en competir con el Uni Ferrol, Araújo no se ha olvidado de sus orígenes celestes. "He seguido un poco al Celta y sé que han tenido muchos altibajos. Empezaron bastante regular y luego fueron a mejor, lo que pasa es que, por lo que sé, les ha costado mucho conectar como equipo y por eso no les ha salido tan bien como querían, pero al final el Celta siempre dar la cara y han conseguido un buen puesto", apunta la jugadora viguesa, cuyo talento y juventud pueden hacerle cambiar de aires este verano. "De mi futuro no sé nada. Durante el 'play-off no se ha hablado nada de esto, nos hemos limitado a disfrutar, y ahora tocará pensarlo, pero no tengo nada decidido todavía", sentencia. n