El Guardés arrolla al Base Villaverde

El conjunto madrileño sólo resistió veinte minutos el empuje de las del Baixo Miño

Rosario Urban se dispone a lanzar a portería durante el partido de ayer ante el Base Villaverde.
Rosario Urban se dispone a lanzar a portería durante el partido de ayer ante el Base Villaverde.
El Guardés arrolla al Base Villaverde

El Mecalia Atlético Guardés arrolló ayer al Base Villaverde, colista de la División de Honor, en el partido adelantado de la quinta jornada con motivo de la eliminatoria de la EHF Cup que las del Baixo Miño disputarán mañana y el domingo también en A Sangriña ante el Astrakhanochka ruso. El conjunto madrileño sólo resistió durante veinte minutos el empuje del equipo de José Ignacio Prades, que pudo repartir minutos pensando en el exigente doble duelo de este fin de semana.
El inicio del partido resultó muy parejo. La defensa 5.1 planteada por Prades, con África Sempere en el avanzado, no servía de freno a la primera línea de las madrileñas, ocupada por las hermanas Montilla y Elena Talavera, que conectaban con facilidad con las extremos y la pivote Silvia Ausás.
La igualdad fue máxima en los  primeros minutos (10-10-, min. 14) y las visitantes incluso fueron capaces de ponerse por delante en el marcador (8-9, 9-10). Sin embargo, los cambios introducidos por Prades dieron resultado. Con Marta Méndez y Carla Gómez en el centro de la defensa, el Guardés ganó en seguridad y empezó a recuperar balonces y a correr al contraataque. La mayor fluidez del juego de las locales, unido al cansancio de un Base Villaverde que viajó por la noche y llegó a A Guarda unas horas antes del partido, permitió al Mecalia firmar un parcial de 7-1 con el que rompió el encuentro definitivamente, pasando del 12-11 al 19-12.
A partir de ahí, el técnico local repartió minutos entre todas sus jugadoras y el Guardés fue ampliando distancias hasta acabar el choque con un claro 45-28.
El deseo de Prades era "recobrar sensaciones", tras la derrota encajada el pasado fin de semana ante el Bera Bera, y se vio cumplido.
Este fin de semana, el conjunto del Baixo Miño se enfrentará en un exigente doble duelo al Astrakhanochka ruso, que tenía previsto llegar esta misma mañana a Galicia tras viajar por la noche en autobús desde Madrid. Por la tarde, de 18:30 a 19:30, las rusas se entrenarán por primera vez en la pista de A Sangriña.

Mecalia Atlético Guardés: 
Carratú (1), Carrera, Rosario Urban (5), Luciana Mendoza (3), Ana Rodrigues, Inés Hernández (1), Alesia Kurchankova (8), África Sempere (6), Anthía Espiñeira (4), Rebeca Castell (2), Carla Gómez (2), Marta Méndez (2), Jennifer Gutiérrez (3) y Naiara Egozkue (8).
Base Villaverde: 
Wiggins, Paula Pérez, Andrea González (2), Judith Fernández, Ausás (6), Lorenzo (1), Morales, García, Natalia Montilla (3), Lorena Montilla (5), Bartolomé (1), Moira, Julia Díaz (3), Cardador (4), Alisson (3) y Andrea Montero.
Parciales: 
4-3, 8-6, 10-10, 14-11, 19-12, 23-16 (descanso), 26-19, 30-20, 34-20, 37-23, 40-27, 45-28 (final).
Árbitros:
 Rodríguez (GAL) y Ballano (CAT). Excluyeron dos minutos a Mendoza, Lorenzo (2) y Lorena Montilla. 
Incidencias: 
Partido correspondiente a la quinta jornada de División de Honor disputado en A Sangriña ante 400 espectadores.