ATLETISMO

"En este Europeo me gustaría quedar entre las diez primeras"

Carmela Cardama disputará en Holanda su último Campeonato de Europa sub-23 de cross

La viguesa Carmela Cardama estará mañana en Tilburgo para correr el Europeo de campo a través.
La viguesa Carmela Cardama estará mañana en Tilburgo para correr el Europeo de campo a través.
"En este Europeo me gustaría quedar entre las diez primeras"

Con 22 años recién cumplidos, Carmela Cardama (Vigo, 1996) disputará el próximo fin de semana en la localidad holandesa de Tilburgo su último Campeonato de Europa sub-23 de campo a través, en el que aspira a colocarse en el Top-10. La atleta del Comesaña Sporting Club ha viajado desde Estados Unidos, donde cumple su cuarto curso en la Universidad de Oregón, para su cita continental anual y estos días la prepara en Vigo con entrenamientos diarios en Castrelos o en la ribera del Lagares.
"Es la última carrera de la temporada y llego bien físicamente. El año pasado quedé decimoctava y esta vez el primer objetivo es mejorar esa posición y después me gustaría estar entre las diez primeras", afirma la atleta viguesa, que considera que sus principales rivales en el Europeo "son más o menos las mismas del año pasado. El equipo británico suele ser siempre bastante competitivo, hay un par de chicas alemanas muy buenas y luego está mi compañera de equipo en Estados Unidos Weronika Pyzik, que compite por Polonia".
Carmela Cardama asegura que en este 2018 ha mejorado sus prestaciones con su nueva entrenadora norteamericana, Helen Lehman-Winters, procedente de la Universidad de San Francisco: "La verdad es que estoy muy contenta. Con la entrenadora nueva ha habido muchos cambios, pero yo creo que hemos dado un salto de calidad y también trabajamos más volumen. Al principio del año me costó bastante y hubo semanas en las que estuve muy cansada, pero el cuerpo se va acostumbrando y ahora ya me parece lo normal".
Tras casi cuatro años en Estados Unidos, la deportista del Comesaña se ha adaptado perfectamente a la vida y las costumbres del país norteamericano. "Lo que más me gusta son las facilidades que tengo para entrenar y el hecho de tener fisios u el gimnasio a cualquier hora que lo necesite. Aquí también tengo gimnasios, pero tienes que hacerte miembro y siempre es más rollo. Lo que menos me gusta es que aquí no tengo tantas facilidades para entrenar, pero al contar con mi familia y mis amigos tengo otro tipo de ventajas, porque te pueden ayudar cocinando o lavándote la ropa, cosas de las que allí me tengo que encargar yo", indica Cardama, que tras el Europeo de Tilburgo se tomará una semana de vacaciones antes de comenzar la temporada de pista cubierta. "Empezaré en enero y competiré hasta marzo. Y desde marzo hasta junio correré en pista al aire libre, todo en Estados Unidos, pero el próximo verano quiero volver pronto en junio para hacer alguna competición más en España. Me gustaría participar en la Copa de Europa de 10.000, que el año pasado me preguntaron pero no tuvo tiempo para venir. También quiero hacer el Campeonato de España en pista de 10.000 y de 5.000 porque ahora que empiezo en categoría sénior me gustaría tener un poco más de presencia", apunta.
De momento, Carmela Cardama disfruta de unos días en casa antes de regresar a Oregón, donde "vivo en una ciudad pequeña, en el interior, y, como en Vigo, llueve bastante. En general, todo es más caro que aquí, pero como cocino yo, la comida está buena".