BALONCESTO

"Estoy donde quiero estar"

Candela Hermida cambió la NCAA por Inglaterra y ahora milita en Reading Rockets

Hermida defiende a una rival durante un partido con las Rockets.
Hermida defiende a una rival durante un partido con las Rockets.
"Estoy donde quiero estar"

Candela Hermida (Vigo, 1998) ha cruzado de nuevo el charco aunque no para regresar a España desde el llamado sueño americano, sino para hacer parada en el Reino Unido. La excéltica ha dejado atrás un duro año en la NCAA estadounidense, donde no contó para la entrenadora de Siena College, Ali Jaques, y se ha enrolado en la Liga Nacional británica (WBNL) con Reading Rockets... y también en la universitaria con el centro en el que está estudiando: Buckinghamshire New University, más conocido por Bucks. Entre estudios y baloncesto, una nueva experiencia.
"Mi idea inicial era seguir en Estados Unidos, pero si era con una buena opción en las manos (nivel académico y deportivo)", explica la jugadora. Y las hubo, "pero ninguna lo suficientemente llamativa como para volver a empezar de cero después de lo duro que fue el primer año", manifiesta. Así que ha hecho las maletas de nuevo: "Gran Bretaña era una posibilidad para poder seguir mis estudios en otra lengua y además me ofrecía la opción de hacer un doble grado que en España es inexistente: Business and Psychology".
Y Hermida sigue formándose. En el Reino Unido hay una liga profesional por franquicias, la WBBL, cerrada (no admite incorporaciones ni hay descensos) y en la que milita otra excéltica, Déborah Rodríguez (Sheffield Hatters). Por debajo, el campeonato en el que pelea Candela, quien reconoce diferencias respecto a España en este corto periodo de tiempo en las islas. "El nivel es inferior. El juego es más parecido al español, lo cual me ayudó también a adaptarme mejor a este nuevo cambio, pero sin duda el nivel actual del baloncesto femenino español es muy alto", expone.
A caballo entre Oxford y Londres, su universidad está situada en High Wycombe, algo más al norte que la ciudad de Reading, también equidistante de Oxford y de la City.
En la WBNL Candela y su equipo apenas llevan un par de partidos en la liga (un triunfo y una derrota) aunque el líder, Team Solent, acumula seis encuentros (balance de 4-2). Primera jornada, derrota en londres frente a Southwark Pride (67-59); segundo choque y triunfo ante el Seven Oaks (47-70) y 12 puntos y 11 rebotes en 30 minutos para la gallega. No está nada mal... en un equipo con ocho españolas más. Incluso su entrenador, de Madrid (David Copet). La nueva Armada Invencible.
"Soy muy de vivir el día a día. Los retos me los marco en cada entrenamiento trabajando mucho para dar lo mejor de mí y que así los buenos resultados puedan llegar los fines de semana en los partidos", explica.
Forjarse fuera hace surgir otra pregunta. ¿Volverá al Celta? "Ahora estoy donde quiero estar, contenta y aprovechando esta nueva experiencia, pero sobre todo muy centrada en acabar mis estudios. Sin embargo, el Celta Zorka y Vigo es mi casa, así que nunca se sabe".
Con todo, sigue siendo ferviente seguidora de su exequipo: "Por supuesto que lo sigo. Aunque siempre se debe estar con los pies en la tierra, me parece muy importante que crean y tengan la ilusión por ese deseado ascenso".
La escolta ha tenido un comienzo de curso complejo: "Que me convalidaran asignaturas fue bastante complicado, así que he tenido que empezar otra vez. Es mi primer año, y espero estar aquí por lo menos dos más, que será cuando acabe la carrera".
Considerando que el clima local  se parece al vigués, ("bastante parecido, un poco más de frío", dice), a Candela le da juego para bromear: "Lo que está claro es que de la lluvia no me libro, todo sea por quitarme un poco la morriña y sentirme como en casa".n