HUGO MALLO CREE QUE EL PARTIDO DE LA PRIMERA VUELTA EN ALMERÍA FUE 'EL PEOR DE TODA LA LIGA'

Una espina que sacarse

En ocasiones, resulta harto complicado encontrar alicientes en un partido cualquiera, dentro de una Liga de 42.
El de este domingo en Balaídos, los tiene a raudales. Los hay obvios, como la lucha por subir a Primera entre dos de los firmes candidatos al ascenso; o que se trata de un duelo entre los dos máximos goleadores de Segunda. Y los hay menos evidentes, pero que subyacen de igual modo en la mente del futbolista, que se niegan a abandonar el subconsciente del jugador hasta que llega el momento de pasar página. Y este domingo, sobre el Lagares, los pupilos de Herrera tendrán la ocasión de olvidar su nefasto encuentro del 18 de septiembre pasado en Almería.

'El de la primera vuelta quizás sea el peor partido que hemos hecho en toda la Liga y tenemos ganas de darle la vuelta a esa sensación que nos dejó y, sobre todo, sumar los tres puntos', reconoció ayer el lateral celeste Hugo Mallo.

Fue aquel un encuentro anodino, disputado bajo un sol radiante y con la exigencia propia de ese verano que se niega a acabar en Andalucía. No hubo apenas ocasiones, pero un disparo de 35 metros bastó para que los tres puntos se quedasen en Almería. 'Fue un partido bastante raro. Parecía que ningún equipo quería ganar, que nos valía el 0-0, y al final un tiro lejano de Bernardello se coló por la escuadra y les dio los tres puntos. Ahora es diferente, jugamos en casa y vamos a ir a por todas desde el inicio', relata el lateral de Marín.

Hoy, todo indica que se vivirá un partido diferente en Balaídos. Y no sólo porque el Celta esté en su mejor momento, sino porque su rival tampoco parece el mismo. 'Al Almería se le ve un equipo completamente diferente. Se suponía que era un conjunto rácano y al final ha resultado todo lo contrario. Lleva los mismos goles que nosotros, por lo que no hay nada que decir. Creo que va a ser un partido bastante atractivo', culmina Mallo.