ANDREU FONTÁS. CENTRAL DEL CELTA

"Este equipo todavía tiene margen de mejora"

Andreu Fontás, durante el entrenamiento de ayer en A Madroa.
Andreu Fontás, durante el entrenamiento de ayer en A Madroa.
"Este equipo todavía tiene margen de mejora"

Andreu Fontás (Banyoles, 1989) se va sintiendo cada vez más él mismo. Se afana por recuperar su mejor versión tras la larga lesión que lo tuvo parado la pasada temporada y lo hace sabiendo que, hoy por hoy, no está en el once ideal de Berizzo. Con todo, pone el colectivo por delante y ve al equipo bien, pero con margen de mejora.

Por empezar por lo último, ¿trascendente la victoria ante el Málaga?
Era importante ganar después de dos derrotas seguidas. Tocaba ganar. Además, era el primer partido del año en casa. Y así fue. Un partido serio y correcto del equipo. A lo mejor el 3-0 era un pelín abultado pero el equipo supo aprovechar sus ocasiones.

Importante sobre todo a nivel de clasificación.
Está claro que ganar este partido fue importante para seguir en la parte alta y ahora tenemos otro en casa que también lo será. Porque después afrontamos una salida muy complicada ante la Real. Es un campo siempre difícil y este año aún un poco más porque está a un gran nivel. Así que sería importante sumar esos tres puntos en casa para meternos en una zona muy privilegiada y, por qué no, ir a ganar en la última jornada de la primera vuelta.

¿Siguen las plazas europeas a mano?
Yo creo que sí. Porque hemos hecho una primera vuelta buena, pero con margen de mejora aún. Al equipo le costó un poco arrancar, empezamos con tres derrotas seguidas, hubo otras como la de Bilbao muy injustas… Hay margen de mejora y veo al equipo capacitado para conseguir esas plazas.

En lo personal, tras jugar cuatro partidos seguidos en Liga en diciembre, volvió a hacerlo ante el Málaga. ¿Cómo se va encontrando? ¿Ya al 100%?
Estamos ahí. Cuesta, cuesta. Después de una lesión tan larga, evidentemente, es costoso recuperar el nivel. Pero bien. Me voy encontrando cada vez mejor, incluso en los entrenamientos cada vez sintiéndome más yo. Contento.
Está poco acostumbrado a celebrar goles, pero esta temporada lleva ya dos y es su primer curso como bigoleador.
Es una alegría. Los defensas solemos meter pocos. Antes siempre decía que era un jugador de gol por temporada y ahora estoy recuperando… Estoy muy contento. Es una situación poco habitual para mí pero que evidentemente busca todo el mundo.

En estos momentos de recuperar sensaciones, ¿le supone una ayuda anímica?
La verdad es que sí. Es una sensación muy bonita que los que las vivimos poco la sentimos con más alegría aún. Ayuda a recuperarse y a sentirse bien del todo.

¿Tiene la sensación de que el entrenador ya tiene un once definido y, consecuentemente, una defensa definida?
Sí, igual sí que ha apostado por unos jugadores. Pero nuestro trabajo es entrenar duro, trabajar, ponérselo difícil e intentar hacerlo bien cuando nos toca entrar. La mejor noticia es que tenemos muchos partidos y ojalá que muchas competiciones hasta lo más lejos posible. El hecho de que haya tanta competencia beneficia al equipo, que es lo primordial. Lo que hay que mirar es el colectivo.

¿Es el Shakhtar el rival más complicado que podía tocar en el sorteo de Liga Europa?
Para mí sí. Se da la combinación de cosas: calidad del rival, viaje, destino… De las peores si no la peor combinación que nos podía tocar. Pero es lo que hay. Jugamos primero un partido en casa que será vital, porque el de allí seguro que resultará muy duro. 

¿La Copa ilusiona?
Mucho. Nos tocó un rival complicado pero al que sabíamos que podíamos ganar, como habíamos demostrado en Liga. Tampoco está en su mejor momento e igual está pensando más en la Liga, donde pasa por problemas, que en esta competición. Somos ambiciosos al máximo. El año pasado llegamos a semifinales y este año queremos repetirlo e incluso llegar a más.

¿Ha dejado el último sorteo el cuadro bastante limpio al medirse varios grandes entre ellos?
Sí, pero todo dependerá del próximo sorteo. Habrá rivales muy, muy fuertes y otros más asequibles. A ver qué pasa. Pero evidentemente, el hecho de que te pueda tocar un equipo de nuestro mismo nivel o de, teóricamente, menor nivel en cuartos es algo bonito porque te podrías meter en una semifinal. Y aunque nos toque uno de los grandes, el equipo ha demostrado que puede ganarle a cualquiera. Así que mucha ambición en una competición preciosa.

¿El título es posible? En Vigo hay muchas ganas.
Sería increíble, pero queda mucho y no hay que adelantar pasos. Hay que ir partido a partido. No podemos ni confiarnos en la eliminatoria con el Valencia, que está encaminada pero hay que jugar la vuelta. Hablar de título lo veo muy lejos. Además, en los últimos años los equipos grandes se toman la Copa muy en serio. Veo muy difícil el título, pero por qué no. Somos un equipo muy ambicioso, le podemos ganar a cualquiera y estoy convencido de que a cualquier rival que le toque jugar contra el Celta estará pensando que serán partidos complicados.n