BARCELONA-CELTA

"Entramos algo dormidos"

Maxi Gómez reconoció que "nos vamos calientes por el resultado pero lo dimos todo"

Maxi Gómez saluda a su compatriota Luis Suárez al término del partido disputado anoche en el Camp Nou.
Maxi Gómez saluda a su compatriota Luis Suárez al término del partido disputado anoche en el Camp Nou.
"Entramos algo dormidos"

Maxi Gómez fue uno de los protagonistas antes del encuentro por la confusión que se produjo en la alineación del Celta. En un principio, el club vigués anunció que el ariete uruguayo iba a ser titular, con lo que se repetía el once del partido de ida en Balaídos. Sin embargo, minutos antes del comienzo del choque, el Celta sacó otra alineación de la que desaparecía el futbolista sudamericano, que era sustituido por el turco de Emre Mor. Finalmente, Maxi entró en el campo en la segunda parte, en sustitución de Iago Aspas, cuando la eliminatoria ya estaba decidida por el 4-0 de la primera mitad. Al término del encuentro, el jugador uruguayo reconoció que al Celta le costó entrar en juego. "Creo que entramos un poco dormidos y ellos lo aprovecharon para hacer sus goles. Nos vamos calientes por el resultado, pero contentos porque lo dejamos todo en el campo", dijo Maxi Gómez en declaraciones al canal de televisión Bein Sports.
El delantero céltico destacó el acierto del Barcelona en los primeros minutos del partido como una de las claves de la rápida derrota celeste. "Ellos encontraron un par de pelotas muy solos, entre Leo Messi, Jordi Alba y Luis Suárez, y las mandaron adentro. Es un equipo que no te perdona y por eso llegaron sus goles", explicó el ariete del Celta.
Maxi resaltó también el partido de Messi, autor de los dos primeros goles del Barça y que dio a Jordi Alba la asistencia para el tercero, con el que la eliminatoria quedaba prácticamente sentenciada. "A Leo ya lo conocemos todos. Es un jugador fantástico y hoy (por ayer) lo volvió a demostrar", indicó.
Pese al mal juego del Celta y a la contundente derrota encajada anoche en el Camp Nou, Maxi Gómez insistió en que el equipo vigués peleó hasta el final y destacó su mejoría en la segunda parte.
"Nosotros siempre peleamos hasta el final. El partido dura noventa minutos y lo dejamos todo, pero esta vez no se dio a nuestro favor", apuntó del atacante céltico, que después de dos partidos consecutivos como titular, el de ida de Copa del Rey contra el Barcelona y el de Liga frente al Real Madrid, ayer empezó el choque en el banquillo. Sin embargo, Juan Carlos Unzué acabó recurriendo al uruguayo para dar descanso a Iago Aspas en la segunda parte. n