PÁDEL ADAPTADO

"Empezó como un hobby, pero ahora es algo ilusionante"

Alberto Abalde forma parte del SinRed Vigo Padel, primer club gallego de pádel adaptado

Alberto Abalde (segundo izquierda) con sus compañeros de equipo y el entrenador, David del Barrio (centro).
Alberto Abalde (segundo izquierda) con sus compañeros de equipo y el entrenador, David del Barrio (centro).
"Empezó como un hobby, pero ahora es algo ilusionante"

Tras 22 años siendo uno de los grandes jugadores del Amfiv, Alberto Abalde (Vigo, 1976) tiene una nueva pasión deportiva: el pádel adaptado. Este vigués forma parte del único equipo gallego federado en esta disciplina, acompañado por otros grandes nombres del deporte en silla de ruedas como Niko Muñoz o Vicky Vilariño, ambos jugadores del Basketmi Ferrol. "Lo que empezó como un hobby 'de verano' tras acabar la temporada deportiva, al final se ha convertido en algo totalmente ilusionante", comenta Abalde. Él y sus compañeros de equipo empezaron a practicar con David del Barrio, actual entrenador del SinRed Vigo Padel, hace poco más de un año y lo que comenzó como un pasatiempo, actualmente les permite participar en competiciones por toda España.

"El pádel adaptado tiene una gran presencia en toda España. Hay grandes jugadores y es un orgullo poder formar parte de este deporte y ser el primer equipo gallego", afirma Alberto. El pasado 9 de diciembre, Abalde, Niko Muñoz y Joaquín Guisande participaron en el primer campeonato gallego de pádel en silla de ruedas, celebrado en Noia. "No ganamos, pero mi compañero Joaquín y yo fuimos los mejores clasificados del equipo", recuerda Abalde, que ya ha jugado en buena parte de la geografía española. Su compañero se encuentra este fin de semana jugando en el Open de Ciudad Real, al que Abalde no pudo asistir por trabajo.
"Es difícil conciliar la vida laboral con este deporte al tener que realizar grandes desplazamientos para los torneos", señala Miguel Ángel Muñoz, presidente del equipo vigués. Aún así, el SinRed Vigo Pádel mantiene sus esperanzas de aumentar su presencia en más competiciones "trabajando y entrenando para seguir aprendiendo", admite Alberto Abalde. 
"Cuando empecé me decían que me movía muy rápido y no sabía jugar al pádel. Estaba acostumbrado a los ritmos del baloncesto, pero voy poco a poco. Ahora mismo quiero disfrutar del deporte sin peder ese carácter competitivo. Entre el pádel y el ciclismo estoy encontrando grandes experiencias", reconoce el vigués Alberto Abalde. n