VOLEIBOL

El futuro del voley, en Vigo

Dos receptores vigueses brillan con luz propia en las categorías máximas del voleibol

Sara y Gabriel, las promesas del voleibol de Vigo
Sara y Gabriel, las promesas del voleibol de Vigo
El futuro del voley, en Vigo

Gabriel del Carmen (Vigo, 1994) y Sara Urrea (Vigo, 2001) son dos jugadores de voleibol vigueses que, pese a su juventud, ya destacan en la Superliga y en la Liga Iberdrola respectivamente, las máximas categorías del voleibol profesional español.
"Llevo desde los 16 años más o menos de un lado para otro", confiesa Gabriel. El joven receptor comenzó su andadura en 2011 en el Club Vigo Voleibol, cuyo presidente, Guillermo Touza, comentó que "era un jugador al que se le veía y se notaba mucho futuro, posiblemente si siguiese con nosotros habría dado el salto que dio esta temporada incluso antes". Touza también destacó el orgullo que produce que un jugador de Vigo que empezó en la ciudad esté jugando ahora en la selección: "de Vigo también pueden salir jugadores". Gabriel también pasó por el AD Cáceres VB, el Intasa San Sadurniño y el Náutico Boiro Voleibol antes de dar el paso a la Superliga de mano del Cajasol Juvasa en el 2016. En ese mismo año Sara ya había debutado con las categorías inferiores de las selecciones gallega y española, tras su paso por el Xuvenil Teis, club en el que debutó, de la Superliga Femenina 2. La presidenta del club, Ruth Calvo, recuerda cómo Sara llegó a debutar en el equipo senior de la Superliga 2 cuando todavía pertenecía a la categoría infantil por edad, y destacando hasta el punto de provocar las quejas de los rivales que alegaban que no podía jugar con las seniors: "la infantil era la buena", apunta.
Ahora Sara juega en el CV Haris de Tenerife, que le ofreció la oportunidad de debutar en la Liga Iberdrola. "Fue una temporada muy dura, de aprendizaje y que benefició un montón mi juego". Confiesa que el salto de la Superliga 2 a la Liga Iberdrola fue especialmente duro, pero que consiguió adaptarse. Sin embargo, una lesión en el ligamento cruzado posterior de su rodilla derecha en diciembre que la tuvo muchas semanas de baja complicó la segunda parte de su temporada:"cuando recuperé el ritmo de juego, la temporada casi había terminado". 
Por su parte, Gabriel actualmente milita en el Ushuaïa Ibiza Voley, donde este año iniciará su tercera temporada en la máxima categoría profesional. Es en este club en el que ha explotado, pues según él "este año creo que fue para mí el mejor". A lo largo de esta temporada ha conseguido estar en el septeto ideal de la liga "un par de veces" e incluso logró ser el MVP en una jornada. El esfuerzo de esta temporada se hizo patente con una gran recompensa al final: Gabriel fue convocado con la selección española para disputar los Juegos Olímpicos del Mediterráneo, en los que el equipo se hizo con la medalla de plata tras perder la final contra una férrea Italia. "Íbamos con la idea de hacer una buena competición y partido a partido fuimos jugando a un gran nivel y aunque perdimos la final nos fuimos con buen sabor de boca". Gabriel también logró, como premio a su destacable temporada, jugar en el partido All-Stars de la Superliga de voleibol que se celebró en Pisuerga el 28 de diciembre.
En cuanto al futuro, Sara tiene "muchas ganas de dar lo mejor de mí" en la temporada que está por comenzar. Gabriel tampoco piensa a largo plazo: "yo me centro en la temporada que viene, no pienso dónde estaré dentro de tres años". Ambos piensan en el próximo curso, que disputarán en sus clubes actuales y en la que esperan seguir progresando.

Sara y Gabriel, las promesas del voleibol de Vigo

Ambos han ido progresando hasta la máxima categoría profesional desde su comienzo en dos de los grandes clubes vigueses de voleibol: el Xuvenil de Teis y el Club Vigo Voleibol. Sara consiguió debutar la temporada pasada con las selecciones juveniles gallega y española, mientras que Gabriel ya disputó los Juegos Mediterraneos con la selección absoluta española este mismo año. Con un año ilusionante por delante, los dos buscan superarse a sí mismos y seguir consolidándose en la escena nacional del voleibol.