CELTA

El Celta, en el corazón de Vigo

El club inaugurará en marzo su nueva sede en Príncipe, con unos 3.500 metros cuadrados repartidos en siete plantas

La espectacular cúpula se convierte en un emblema de Príncipe.
La espectacular cúpula se convierte en un emblema de Príncipe.
El Celta, en el corazón de Vigo

El Celta está a punto de iniciar un año especial para la entidad. En 2018 espera comenzar la construcción de su futura ciudad deportiva en Mos e inaugurará, con total seguridad, su nueva sede. Será en poco más de dos meses. En marzo, el antiguo edificio del Mercantil en la calle Príncipe abrirá sus puertas con casi 3.500 metros cuadrados repartidos en siete plantas teñidas de celeste. El Celta combinará las oficinas en las que transcurre el día a día del club, desde la secretaría técnica al departamento comercial, con varios espacios comerciales: un Gastrobar Sport, la tienda oficial del club y un restaurante dirigido por un chef con Estrella Michelin, Alberto González.


El objetivo de la directiva que encabeza Carlos Mouriño con el cambio de sede era doble. Por un lado, crear patrimonio para el club con la adquisición de un edificio en propiedad que sustituyese al de Praza de España, que está alquilado. Por otro, acercar al Celta al corazón de Vigo. "Pasamos de una sede hermética por su propia configuración, con un muro perimetral, a todo lo contrario", explican desde la entidad, que abrirá la sede a la ciudad con la tienda y el Gastrobar Sport que estarán ubicados en la planta baja y lo que era la antigua entreplanta, ahora convertidas en un mismo espacio en el que convivirán ambos negocios, intercomunicados entre sí y con cinco o seis entradas hacia Príncipe y Velázquez Moreno. El concepto de la tienda será diferente al de la que está ubicada en Balaídos. Habrá lugar para las equipaciones del Celta, pero estará más enfocado hacia la moda con productos de Adidas, Do Rego & Novoa y dos o tres firmas con las que todavía deben cerrarse acuerdos.


Mientras, el Gastrobar temático estará dirigido por Santiago Salgueiro, el propietario de La Pepita. El Celta recibió numerosas propuestas de multinacionales interesadas en abrir una franquicia en la sede, pero el club prefirió apostar por un empresario local:   "Queríamos que nuestros primeros negocios en la sede nacieran con los valores que defendemos desde el club y Santiago es un empresario hecho a sí mismo, de la ciudad, y que aglutinaba muchos de los valores que queremos transmitir".


En la calle Velázquez Moreno, justo al lado de uno de los accesos al Gastrobar, se situará la entrada principal al resto de la sede. Allí estarán los ascensores y la escalera central, que mantiene su aspecto original, aunque ha sido restaurada. Desde allí se podrá acceder al resto del edificio, a las otras seis plantas de la nueva sede. En la primera de ellas se mantendrá el Salón Regio del Mercantil. La estética se conserva, aunque ha sido restaurado, y será el espacio en el que se celebren actos como la asamblea general de accionistas del club. Pero no sólo eso. El Celta pretende dinamizar el Salón Regio celebrando allí eventos de carácter cultural y deportivo –por ejemplo, la visualización de partidos–, cursos de formación para los técnicos de las categorías inferiores y otro tipo de actos que mantengan al Salón Regio con vida a lo largo de todo el año.
En la segunda planta se ubicará la residencia para los jugadores de las categorías inferiores de fuera de Vigo, que ahora viven en Los Sauces después de varios años en el Marcote. La residencia de la sede tendrá capacidad para cerca de cuarenta futbolistas, cuando en estos momentos hay poco más de treinta y dos canteranos desplazados de otros lugares. Por ahora, por tanto, será suficiente, aunque el objetivo del Celta es construir una residencia con mayor capacidad en la nueva ciudad deportiva, acorde con las necesidades que tendrá el club cuando pueda ampliar sus categorías inferiores. En cualquier caso, en el club calculan que habrá que esperar al menos un año y medio o dos años antes de que la nueva residencia esté disponible, por lo que a partir de julio de 2018 los canteranos se trasladarán ya a la calle Príncipe. Cuando se acabe la ciudad deportiva, los responsables de la entidad tendrán que decidir a qué destinan la segunda planta de la nueva sede.


Un piso más arriba se ubicará la clínica deportiva que dirigirá el doctor Juan José García Cota, jefe de los servicios médicos del club. El proyecto inicial era más modesto, pero ha ido creciendo con el paso de los meses y ahora el objetivo del Celta es abrir una unidad médica deportiva de referencia en el noroeste peninsular, sólo comparable a la que tiene el Oporto. Abarcará todos los servicios relacionados con la medicina deportiva. No sólo traumatología o fisioterapia, sino también cardiología, psicología, nutrición... Además, no estará destinada exclusivamente a futbolistas, sino también a deportistas de otras disciplinas (federados o no) o a cualquier persona que tenga un problema susceptible de ser solucionado por los especialistas que tendrá la clínica del Celta. El club ha llegado a un acuerdo con Vithas para que el hospital de Fátima dé soporte a la unidad médica de Príncipe y realice todas las pruebas diagnósticas que no puedan llevarse a cabo en la sede celeste.


Por otro lado, en la cuarta y la quinta planta se ubicarán las oficinas de los trabajadores del club. Todos los departamentos que ahora están en Praza de España se trasladarán a Príncipe. La secretaría técnica, el departamento comercial y de marketing, el área de negocios, la administración, el departamento de seguridad e instalaciones... Todos tendrán su espacio en dos plantas en las que también se ubicarán los despachos de los máximos responsables de la entidad, con el presidente Carlos Mouriño a la cabeza.


Por último, el Celta coronará su nueva sede con el restaurante de un chef vigués que sabe lo que es tener Estrella Michelin, Alberto González, el responsable del Silabario, en Tui. De nuevo, el club apuesta por un cocinero vigués del que espera que recupere su Estrella Michelin "de la mano del Celta". El objetivo de la entidad celeste es que el restaurante de la sexta planta se convierta en un referente gastronómico en el área de Vigo. La cocina tradicional y los productos gallegos serán protagonistas en un local de sabor gallego que tendrá una capacidad para aproximadamente 45 comensales, además de algún área reservada. Allí se celebrarán, por ejemplo, las comidas oficiales que el Celta organiza cada cinco días, con los miembros de la directiva del equipo rival como invitados. "Será nuestro escaparate", explican desde la entidad de un restaurante que cuenta con una cúpula acristalada con grandes vistas de la ciudad y con una terraza en lo más alto de la nueva sede en la que el club podrá organizar, por ejemplo, las recepciones a los contrincantes europeos que vengan a Vigo el día en que el Celta vuelva a una competición continental. Eso, en cualquier caso, queda más lejos que la inauguración de la nueva sede en el corazón de la ciudad, en apenas dos meses.

Atlantico 66

La nueva sede del Celta está coronada por una terraza con vistas a buena parte de la ciudad, un lugar en el que el club podrá organizar recepciones a los rivales continentales cuando el equipo vuelva a jugar en Europa.

Atlantico 67

La sexta planta, con una cúpula con grandes vistas, albergará el restaurante de Alberto González, un chef que sabe lo que es tener una Estrella Michelin con el Silabario, en Tui.

Atlantico 68

La cuarta y la quinta planta de la sede de Príncipe acogerán las oficinas de los trabajadores de los diferentes departamentos del club, así como el despacho del presidente Carlos Mouriño.

Atlantico 69

El doctor Juan José García Cota, jefe de los servicios médicos del Celta, dirigirá la clínica que estará ubicada en la tercera planta de la nueva sede, destinada a convertirse en una unidad médica deportiva de referencia en el noroeste español.

Atlantico 70

La segunda planta de la sede se destinará por el momento a la residencia para los jugadores de las categorías inferiores, que se trasladarán a la ciudad deportiva cuando se construya.

Atlantico 71

El Celta ha querido respetar la estética original del Salón Regio del Mercantil, que ha sido restaurado y donde se celebrarán actos de carácter cultural y deportivo y la asamblea del club.

Atlantico 72

La planta baja y la entreplanta de la antigua sede del Mercantil se convertirán en un doble espacio intercomunicado y abierto al exterior en el que convivirán la tienda del Celta y un Gastrobar Sport dirigido por Santiago Salgueiro, de La Pepita.