CELTA

Un duelo de defensas endebles

Sólo cuatro equipos han recibido más goles que Celta y Las Palmas, rivales el próximo lunes en Gran Canaria

Rubén Blanco, Jonny y Cabral, durante el entrenamiento de ayer en las instalaciones de A Madroa.
Rubén Blanco, Jonny y Cabral, durante el entrenamiento de ayer en las instalaciones de A Madroa.
Un duelo de defensas endebles

El estadio de Gran Canaria acoge el próximo lunes (21:00, Gol) un duelo entre dos de las peores defensas de Primera División. Así lo reflejan, al menos, los números tras la disputa de siete jornadas. Sólo cuatro equipos han encajado más goles que Las Palmas (13 tantos en contra) y el Celta (11). Gustavo Cabral reconoció ayer que el conjunto celeste necesita mejorar sus prestaciones en defensa para obtener resultados más positivos.
Cabral asocia el número de goles encajados a la filosofía futbolística de un Celta que desde la llegada de Eusebio Sacristán ha apostado por entrenadores con especial predilección por el fútbol ofensivo. Tal es el caso de Herrera, Luis Enrique, Berizzo o, ahora, Unzué. Pero ello no debe ser óbice, explica el central argentino, para reducir el número de errores que se están cometiendo en defensa. "Es verdad que estamos teniendo fallos, pero también es por nuestro estilo de juego. Si quieres ser valiente y salir jugando desde atrás, tenemos que tomar nuestros riegos. Es obvio que no quieres cometer fallos, pero a veces van a darse. Hay que corregir los fallos y mejorar a nivel defensivo. Hablo a nivel estructural, del conjunto del equipo, y también los cuatro de atrás más el pivote. Creo que estamos mejorando y esperamos no encajar tantos goles como hemos encajado hasta ahora", señala el argentino.
El defensa celeste espera que esa mejoría se haga notar en el partido del lunes en Gran Canaria ante un rival que, como el Celta, apuesta por tener el balón. "Las Palmas tiene un buen juego, pivotes e interiores con buen pase, y hay que intentar que no jueguen robándoles la pelota, ser protagonistas con el balón, ser valientes en ataque y mejorar a la hora de defender para que no nos conviertan goles. Hemos dejado la portería a cero en dos partidos y eso me gustaría también remarcarlo. Porque cuando cometemos errores se habla de ellos y cuando no encajamos, gusta escuchar que se ha trabajado bien defensivamente", señala Cabral.
Hasta el momento, el Celta ha conseguido dejar su portería a cero en dos partidos, precisamente los dos en los que se hizo con los tres puntos, ante el Alavés (1-0) y contra el Eibar (0-4). En los otros cinco partidos encajó once tantos: tres ante la Real Sociedad, dos frente al Betis, dos contra el Espanyol, uno ante el Getafe y tres en su último compromiso, con el Girona.
La Unión Deportiva Las Palmas, por su parte, únicamente dejó de recibir goles en su victoria sobre el Athletic (1-0). En los otros seis encuentros encajó trece tantos: uno ante el Valencia, cinco contra el Atlético de Madrid, uno frente al Málaga, uno ante el Sevilla, dos frente al Leganés y tres contra el Barcelona.
Hasta el momento, sólo han recibido más goles que los rivales el lunes en el estadio Gran Canaria cuatro equipos: Real Sociedad y Eibar –los más goleados con 17 tantos en contra– y Deportivo y Málaga, ambos con 16.
La principal diferencia entre los vigueses y los canarios es que el Celta ha conseguido marcar también muchos goles. De hecho, con 13 tantos a favor, es el quinto equipo más realizador de Primera División, igualado con el Real Madrid. Por su parte, Las Palmas sólo ha hecho cinco goles en siete partidos, un bagaje que únicamente empeoran Eibar (3), Alavés (3) y Málaga (4).

Cambios en defensa
El Celta tratará de mejorar su rendimiento defensivo en un encuentro en el que, además, tendrá que realizar cambios obligados en la retaguardia debido a la baja por lesión de Hugo Mallo y la del que iba a ser su sustitudo, Facundo Roncaglia. Unzué puede apostar por jugadores como Sergi Gómez o Wass en el lateral derecho y, también, utilizar una defensa de tres centrales (Sergi, Cabral y Fontás) con dos carrileros. El central argentino no ve con malos ojos tal opción, pero asume que la decisión será del técnico navarro. "Hemos jugado así y, aunque no depende de mí, sí puedo decir que me gusta. Es algo que no es extraño para mí, pero lo decide el entrenador. Si decide que estamos bien con línea de tres, lo hará, y si cree que es mejor con línea de cuatro, igual", asegura el central de un Celta que tratará de alejarse de los puestos de descenso, ahora mismo a sólo dos puntos de distancia.n