VIG-BAY

Doscientos maratonianos en poco más de 24 horas

Salida de la media maratón Vig-Bay desde al Avenida de Samil, en Vigo.
Salida de la media maratón Vig-Bay desde al Avenida de Samil, en Vigo.
Doscientos maratonianos en poco más de 24 horas

nnn La organización de la Vig-Bay abrió el jueves el plazo de inscripción para la vigésima edición de la prueba, que incluye como gran novedad para celebrarla, la disputa de una maratón. 
El éxito de esta iniciativa quedó claro desde el primer día porque se anotaron un total de 200 personas en poco más de 24 horas. Ayer se alcanzó esta cifra y el tope marcado por la organización se sitúa en 1.200 atletas. A pesar de que el plazo es hasta el 27 de marzo de 2019, todo indica que se agotarán con anterioridad. 
La fecha escogida para la celebración de la maratón y también la media maratón –que se mantiene– es el 7 de abril de 2019. La competición tradicional mantiene horario (11:00 horas) y recorrido, mientras que la prueba larga se adelanta y discurrirá por las mismas carreteras que la original, pero con algunos cambios de sentido para poder alcanzar la mítica cifra de 42.195 metros. Los participantes comenzarán a correr a las 8:15 horas en dirección a Baiona por el tradicional trazado de Samil, O Vao y Saiáns. Al llegar a la entrada de Nigrán, a la altura del kilómetro 11 –en la rotonda de Mide–, los participantes darán la vuelta para tomar la dirección contraria y regresar a la Avenida de Samil, casi al punto de partida. 
En este lugar, donde ya llevarán cubierta la distancia de media maratón, volverán a dar la vuelta para tomar el recorrido habitual de la Vig-Bay. De hecho, los menos rápidos de la maratón tendrán más compañía de la esperada en la segunda parte de la carrera porque serán rebasados por los que opten por realizar la distancia tradicional de 21.097,5 metros. Un aliciente que los ayudará, especialmente si sopla el viento del sur y precisan espontáneos para hacer de pantalla. 
En lo referente a precios, la maratón tiene una coste de 30 euros, que se incrementará en diez la última semana. La distancia corta de media maratón marca un coste de 20 euros. En ambos casos, la organización creó una sección de dorsal solidario en la que se incrementa el precio de la inscripción en 20 euros, que irán destinados a la fundación "700 camisetas contra la Leucemia", que busca fomentar la donación de médula ósea y sangre. 
La organización de la Vig-Bay anunció hace varios años la creación de la maratón con motivo de la vigésima edición de la popular prueba de 21 kilómetros. Será una oportunidad única porque el carácter de la cita es extraordinario, sin intención de permanencia.n