CELTA

Deuda saldada con Mouriño

Amortiza el préstamo de más de 3 millones que hizo el presidente al club a través del  grupo GES, que sube al 57% su participación en la sociedad. Las cuentas del club reflejan que el equipo técnico de Unzué costó la mitad que el de Berizzo. Chelo y Drazic generaron pérdidas.

El presidente del real Club Celta de Vigo Carlos Mouriño
El presidente del real Club Celta de Vigo Carlos Mouriño
Deuda saldada con Mouriño

La salud económica del Celta es envidiable. Tal se deduce de la lectura de las cuentas que la entidad presentará a la asamblea de socios del próximo 6 de noviembre para su aprobación. Una bonanza cifrada en 12,9 millones de beneficio el pasado ejercicio y en un presupuesto para el actual de 72 millones. En lento pero seguro crecimiento. Y con buena parte de los ingresos por la venta de futbolistas todavía sin contabilizar al haberse producido más allá del 1 de julio.
Ese recto caminar ha permitido sufragar, ya en el primer semestre del ejercicio 17/18, el préstamo concedido en su día por el Grupo Corporativo GES S.L., firma del presidente Carlos Mouriño. Se han saldado los 3.341.590,90 euros –con intereses por valor de 52.892,72– de un préstamo que tenía fecha de vencimiento el 30 de junio de 2020. Sí sigue apareciendo en las cuentas la deuda consursal, reducida ya a apenas 367.252,86 euros y que no se salda porque no genera intereses. En cuestión de dos ejercicios más, el concurso será ya sólo un mal recuerdo, aunque hoy por hoy ya no genera molestia contable alguna.
El Grupo Corporativo GES  ha aumentado, así mismo, su participación mayoritaria en la sociedad anónima deportiva, pasando del 52,28% al 57,39%. Sigue figurando como segundo mayor accionista (8,83%) Play International BV de Diego Placente, aunque en el club se confirma la venta de estas acciones a un grupo inversor bien avenido con la entidad y sólo falta la comunicación formal. En el tercer puesto sigue el Grupo Miñor Galicia S.L. del vicepresidente Ricardo Barros, pero disminuyendo de forma notable desde el 5,45% –de las compras realizadas en el proceso de venta finalmente abortado– hasta el 2,38%. Sea como sea, el control de la sociedad por parte de Carlos Mouriño es total.
Del último ejercicio, aparte de los 12,9 millones de beneficios, aparecen reseñados 12.304.032 euros como resultado del traspaso de jugadores. Epígrafe bajo el que se esconden las ventas de Pape Cheikh al Olympique de Lyon, en parte, de John Guidetti al Alavés y una pequeña partida (en torno a 400.000 euros) de los movimientos de Jota Peleteiro; pero también pérdidas contables sufridas con jugadores como Marcelo Díaz –se calcula en medio millón la diferencia entre la compra y la venta–, Dejan Drazic –unos 300.000 euros– y hasta una partida pendiente de pago al Granada por Fabián Orellana –160.000 euros–.
Este apartado se espera mucho más lustroso en el ejercicio que ahora se inicia. Todavía no se reflejan en las cuentas los traspasos de este verano pero sí aparecen dentro del capítulo de 'Hechos posteriores al cierre', donde no se especifica una cantidad exacta pero sí se aproxima un resultado neto superior a los 25 millones. Aun así, en los beneficios procedentes del traspaso de jugadores sólo se apuntan 9,8 millones. 
Esa precavida política de cifrar por debajo los ingresos es habitual en el club. Así, la partida que más crece en el presupuesto para la 2018/2019 es la de publicidad, pasando de 4,2 a uno previsto de 6, aunque Mouriño ya habló el pasado miércoles de más cantidad. También en ingresos, el puesto de la pasada campaña hace que los ingresos por televisión se mantengan: fueron de 48,9 millones el pasado ejercicio y se cifran en 49 de cara al próximo.
Una de las novedades del curso entrante son los alquileres. En cuanto a pagos, se ha puesto fin al de la anterior sede –que todavía costó el último ejercicio 85.462,25 euros– pero surge el de los terrenos de Pereiras en Mos –220.064,75 euros– y el de las plazas de garaje junto a la nueva sede –7.245–. En cuanto a cobros, el club ha recibido 128.895,50 euros, de Afouteza y Corazón en su mayoría, por la explotación de los negocios de Príncipe y tienda del club. La sociedad dependiente generó pérdidas, pero sólo asumió los negocios en el mes de marzo.

presupuestos Celta18