CELTA

Cuatro novedades de casa

Kevin Vázquez, Juan Hernández, Pastrana y Dennis Eckert pasaron del filial a la pretemporada con Mohamed

Juan Hernández, Kevin, Pastrana y Dennis Eckert compartieron vestuario el pasado año en el Celta B y ahora entrenan con el primer equipo.
Juan Hernández, Kevin, Pastrana y Dennis Eckert compartieron vestuario el pasado año en el Celta B y ahora entrenan con el primer equipo.
Cuatro novedades de casa

Hace unas semanas cuatro futbolistas luchaban por ascender al Celta B a Segunda División y desde el pasado lunes volvieron a verse las caras menos de un mes después de caer ante el Cartagena. Son los canteranos que entrenan a las órdenes de Antonio Mohamed y lo hacen en distinta condición. Juan Hernández y Kevin Vázquez son miembros de la primera plantilla, mientras que Víctor Pastrana y Dennis Eckert lo hacen como jugadores del filial. 

Kevin Vázquez
En edad cadete ya militaba en el juvenil del Celta y sólo una explicación paranormal y algunas lesiones explican que el lateral de Nigrán haya tardado hasta los 25 años en tener la oportunidad de alcanzar el primer equipo. De hecho, verano tras verano, apenas contó ni para las pretemporadas cuando con la camiseta del filial era uno de los futbolistas más destacados de Segunda B. En los últimos tres años estuvo por encima del nivel de la categoría y, con la finalización del contrato, el Celta decidió subirlo al primer equipo. Rápido, trabajador, con llegada y disciplinado en defensa. Un lateral notable. 

Juan Hernández
El jugador de Lorca es de los pocos fichajes para el filial que aprovechó la oportunidad del Celta. Se mueve por detrás del delantero y tiene facilidad para marcar. Mejora en propuestas tácticas con cierta anarquía, con las que tiene permiso para moverse por todo el frente del ataque. La pasada temporada explotó en el filial céltico, pero tendrá complicado convencer a Antonio Mohamed para quedarse en la plantilla. Una cesión puede ser su destino. 

Víctor Pastrana
De los cuatro jugadores del grupo, el que menos méritos realizó el pasado año para formar parte de la pretemporada del primer equipo. El alcarreño sólo disputó nueve encuentros como titular a las órdenes de Rubén Albés y no destacó. A los 21 años, todavía tiene margen de progresión. En un jugador de banda. 

Dennis Eckert
El alemán de madre tudense recaló en el Celta B el pasado curso. Comenzó la temporada con ciertos problemas de adaptación al juego al estar más acostumbrado al fútbol posicional y de espaldas que a la verticalidad del filial céltico. Con el paso de las jornadas mejoró en el plano táctico. Destaca por un físico privilegiado y por su potencia en el choque y al espacio. Debe mejorar la finalización, lo que siempre es clave para un delantero. Si mantiene el margen de progresión, con 21 años, tiene opciones de alcanzar el primer equipo. A día de hoy, es temprano.