FÚTBOL SEGUNDA B

El Coruxo, el único que se supera a sí mismo

Los tres equipos vigueses del grupo I de Segunda B se sitúan en la mitad baja de la clasificación tras quince jornadas disputadas, una situación que contrasta con la vivida el pasado año a estas alturas de competición, cuando únicamente el Coruxo se movía por debajo del ecuador de la tabla.

El Rápido de Bouzas suma 13 puntos menos que hace un año.
El Rápido de Bouzas suma 13 puntos menos que hace un año.
El Coruxo, el único que se supera a sí mismo

Pero es precisamente ahora el conjunto verde el que mejor camina del trío y el único capaz de mejorar sus números, al atesorar Jacobo Campos tres puntos más que los que manejaba Rafa Sáez tras quince partidos.
De hecho, en la clasificación el cambio ha sido nimio. Si hoy, el Coruxo es décimo primero 
–con los mismos puntos que el noveno–, hace un año era décimo segundo, a dos puntos de esos nueve primeros clasificados.
La variación, a peor, es mucho más contundente en el caso de Celta B y Rápido de Bouzas. El filial celeste era hace un año tercero con 28 puntos y hoy por hoy suma 10 menos y ocupa la décimo cuarta plaza, sólo cuatro por encima de las plazas de descenso. Esa distancia de 10 puntos la empeora el bloque boucense, que tiene 13 puntos menos que el pasado ejercicio tras 15 partidos. Los aurinegros son colistas con 10 puntos; y eran décimo terceros con 23.n