CELTA

Contra el estrés, cambios

Juan Carlos Unzué variará el equipo para afrontar una intensa semana con tres partidos

Juan Carlos Unzué, durante un entrenamiento de esta semana.
Juan Carlos Unzué, durante un entrenamiento de esta semana.
Contra el estrés, cambios

Mañana lunes a las 21:00 horas ante el Espanyol en Barcelona; el jueves 21 a las 21:00 horas en Balaídos ante el Getafe; y el domingo 24 a las 18:30 ante el Eibar a domicilio. Tal es el ajetreado futuro próximo que le espera al Celta y al que se amoldará su técnico, Juan Carlos Unzué, realizando cambios. Porque considera que los descansos entre partido y partido (más o menos, 70 horas y 15 minutos entre los dos primeros y 68 horas y 45 minutos entre los dos siguientes) obligan a tomar tal medida.
El técnico celeste explica su manera de afrontar esta semana de tres encuentros. "Son ciclos ya no de cuatro o cinco días, como van a tener algunos de nuestros rivales, sino que serán de tres. Y entre el segundo y tercer encuentro, incluso de menos de 72 horas. Por lo cual, por experiencia, es difícil que los jugadores, incluso los que acaben sin golpes, puedan estar recuperados al 100%", narra. Tras tal premisa, expone la necesidad de ir realizando cambios. "Seguro que algunos jugarán los tres partidos, porque hay gente con muy buena capacidad física. Pero la idea sí es que haremos algunos cambios en el transcurso de estos tres partidos. Tampoco voy a decir la mecánica, porque no lo tengo tan claro", comenta.
De hecho, para el pamplonés sería un error cerrar en exceso el cómo responder a esta exigencia, ya que todo puede cambiar tras la primera de las citas. "El Eibar es muy a largo plazo porque esa idea que tú puedes tener en la cabeza, como hay dos partidos antes, se te puede ir al traste", razona.
Más allá de las variaciones en los nombres, Unzué acopla los entrenamientos a la falta de tiempo: "Los ciclos cortos te obligan a entrenar menos. Haremos la sesión post partido el martes en Barcelona por un tema de recuperar lo mejor posible y la de prepartido el miércoles en Vigo para preparar el Getafe. El calendario te obliga".

Situación similar
Por el momento, el entrenador céltico prefiere centrarse en el choque de mañana ante el Espanyol, que buscará la primera victoria de la temporada tras haber sumado sólo un empate. El pamplonés aboga por aprovechar esta incidencia, pero también asume que la situación celeste no es mucho mejor que la perica. "Es verdad que juegan en casa y en esta situación seguro que hay un plus de tensión, pero  nosotros tampoco estamos para tirar cohetes. Nosotros también estamos muy necesitados", advierte el preparador celeste.n