BALONCESTO

Al Celta Zorka no le gusta la modernidad

El equipo vigués supera al Ardoi, tercero, con una defensa fuerte y anotación interior

Raquel Carrera esconde el balón en una acción ante el Ardoi.
Raquel Carrera esconde el balón en una acción ante el Ardoi.
Al Celta Zorka no le gusta la modernidad

El baloncesto moderno es ese que habla de lanzar más de tres que de dos, ese de ritmo rápido y posesiones cortas, el de llegar y lanzar, el de la defensa para ocasiones especiales. Los grandes momentos para el vídeo de Youtube. Moderneces que no entran en el manual del actual Celta Zorka y menos en Navia. La formación dirigida por Cristina Cantero dispone de un corte clásico, de pívot grande y mano floja, de jugar con tres altas la mayor parte del partido, de mantener dos interiores más de treinta minutos y de doblar los lanzamientos de dos puntos sobre los de tres. Y, por supuesto, de salir a defender cada fin de semana, cada partido y donde la contemplación conlleva a cualquier jugadora a regresar  banquillo con celeridad. 
Con estos argumentos, sucede lo que pasó ayer en la primera parte en el pabellón de Navia ante el Ardoi, tercer clasificado. A las viguesas no les entraron los tiros porque uno de los aros de Navia se dedicó a escupir hasta media docena de lanzamientos que parecían dentro. Este hecho se unió a un día que ya no era brillante en ataque y el primer cuarto resultó un ejercicio de zozobra con sólo 8 puntos locales que indicaban que la tarde conllevaba mucho trabajo ante un Ardoi que mostró las cualidades que lo llevan a la tercera posición, que pasan por un ritmo de juego extremadamente elevado bajo la dirección de Arregui, las ideas claras y cierta facilidad para el lanzamiento exterior. El juego contrario a las viguesas, con mucha penetración para dividir y sacar el esférico para el triple. Eso sí, al igual que otros muchos equipos, sufría lo indecible para superar la defensa local, siempre con ayudas, siempre dura y casi inexpugnable en la zona. 
Bajo este contexto se desarrolló una primera mitad igualada, pero con ventajas navarras cortas y constantes. La más abultada con 10-18, que sofocaron las pupilas de Cantero con un 8-0 para restablecer la igualada de la mano de Celia García y sus dos triples. La jugadora, llegada en el mercado invernal, demostró sobre la pista de Navia ser una baloncestista de enorme nivel, tan aplicada en la retaguardia como acertada en el lanzamiento de larga distancia cuando su equipo la precisó. En el peor momento.
Antes del descanso, a base de ritmo, volvió a estirar el tanteador el Ardoi, pero Raquel Carrera ya había entrado en el modo de competición y Germán, tras varios errores de lanzamiento, metió su primer triple para dejar el enfrentamiento prácticamente igualado al descanso y en números de pobreza (25-28). 
La segunda mitad sería un rodillo céltico. Llegó de manera progresiva, en forma de aceleración constante. Los primeros minutos de la reanudación tuvieron a Carrera como protagonista. Volvió a anotar, rebotear y hasta a poner algún tapón. Subieron los porcentajes de tiro célticos y el marcador comenzó a decantarse hasta el 36-32, que se frenó cuando la joven ourensana se sentó para respirar. Lo que nunca deja de funcionar en la locales es la retaguardia, ahí no se concede nada. El Ardoi, ya con el desgaste de los minutos, sufría un mundo para anotar y, aún así, aprovechó los minutos de Carrera en el banquillo para establecer la última igualada que vio el partido, un 39-39 mediado el tercer cuarto, pero apareció de nuevo Celia García, igual que antes del descanso, para desatascar a su equipo con un triple. Esta vez en la esquina. 
Resultó el comienzo del despegue definitivo. Anotó de nuevo la alero, después volvió Carrera a la pista para continuar su exhibición en su zona y en la contraria y Senosiain añadió a la labor de anotación puntos tras penetración. Todo ello favorecido por una peor defensa visitante, ya sin fuerza tras mantener un ritmo de partido extraordinariamente alto. 
Los últimos minutos fueron un recital del equipo de Cristina Cantero y el tanteador se marchó hasta el definitivo 71-46 con un 30-7 en los últimos diez minutos. Una victoria más, la vigésimo primera. Falta otra para cerrar la primera posición de forma matemática y, si nada cambia, será en un nuevo ejercicio de baloncesto clásico como el realizado ayer, con el doble de lanzamientos de dos que de tres. Contra la modernidad.

Celta Zorka (8+17+16+30):
Senosiain (12), Lucía Fontenla, Germán (10), Carrera (14), Elo Edeferioka (4) –cinco inicial–, Kjartansdottir (8), Celia García (17), Fernández-Ahuja (4), Freire (2), María Neira. 
Osés Construcción Ardoi (14+14+11+7):
Arregi (5), María Cecilia (12), Beatriz Royo (10), Gil (3), María Cabrera –cinco inicial–, Vicente (2), Iranzu Echeverria (12), Maritxu Ariz (2), Olaia Diez. 
Árbitros:
Pedro Coladas y Daniel López. Ninguna jugadora resultó eliminada. 
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada en el grupo I de Liga Femenina 2 disputado en el pabellón en Navia ante unos 600 espectadores.