EL ACUERDO ENTRE LAS PARTES ES TOTAL E INCLUYE LA OPCIÓN DE RESCINDIR EL CONTRATO EN 2014

El Celta renovará a Mario Bermejo por dos temporadas

El Celta renovará a Mario Bermejo por dos temporadas, tras el acuerdo alcanzado por ambas partes en las últimas horas y que se hará oficial a lo largo de los próximos días. Así, el delantero cántabro quedará vinculado al club vigués hasta el 30 de junio de 2015, fecha en la que tendrá 36 años, aunque en el contrato se incluirá una cláusula mediante la cual se puede rescindir el mismo, de mutuo acuerdo, en 2014.

La continuidad de Bermejo en el Celta se daba por hecha desde que, tras lesionarse de gravedad en la recta final de la temporada, el presidente, Carlos Mouriño, le prometió la renovación. En cualquier caso, el acuerdo entre los dirigentes celestes y el representante del jugador, Tente Sánchez, no se ha cerrado hasta esta misma semana.

Lo llamativo del mismo es que, pese a que Bermejo cumplirá 35 años el próximo mes de octubre, el Celta ha decidido ampliar su contrato por dos temporadas. Una muestra de la confianza que tiene el club en un futbolista que ha sido determinante desde su llegada a Vigo, tanto por su aportación en el terreno de juego como por su peso en el vestuario.

Mario Bermejo llegó a Vigo en el verano de 2011 procedente del Xerez y tras una larga trayectoria que le había llevado a defender la camiseta de Racing de Santander, Athletic, Eibar, Gimnástica de Torrelavega, Hospitalet, Recreativo, Racing de Ferrol, Albacete, Almería, Poli Ejido y el mentado Xerez. Especialista en ascensos –había subido a Segunda con el Racing y a Primera con Almería y Xerez–, el cántabro logró subir a la máxima categoría en su primera temporada en Vigo. Fue una pieza fundamental para Paco Herrera en esa campaña 2011/2012, aunque el técnico utilizó al cántabro como mediapunta más que como delantero, posición para la que en teoría había sido fichado. Bermejo terminó el año con 8 goles en 35 partidos de Liga.

En la temporada ya finalizada, la competencia en el equipo aumentó, pero Mario siguió siendo un hombre importante tanto para Herrera como para Abel Resino, ya fuera jugando de inicio o saliendo desde el banquillo. No en vano, participó en 33 de los 35 encuentros de Liga en los que estuvo disponible, ya que se perdió los tres últimos tras romperse el ligamento cruzado de su rodilla izquierda ante el Atlético, lesión que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego hasta finales de este año o principios de 2014.n

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >