CELTA

El Celta remitió un acuerdo a las comunidades de aguas

El documento, privado y confidencial, fue dirigido a los presidentes de los colectivos

Maqueta de la ciudad deportiva y área comercial que el Celta proyecta en Mos.
Maqueta de la ciudad deportiva y área comercial que el Celta proyecta en Mos.
El Celta remitió un acuerdo a las comunidades de aguas

El Celta remitió un documento, a modo de borrador, para tratar de alcanzar un acuerdo con las comunidades de aguas que se oponen al proyecto de ciudad deportiva y área comercial que la entidad proyecta en los montes del municipio de Mos. El escrito, dirigido de modo individual a los presidentes de los colectivos, hasta el momento, fue rechazado por las distintas agrupaciones, salvo la de Pereiras. 
Las comunidades de aguas se remiten al Documento de Avaliación Ambiental Estretéxica publicado por la Xunta de Galicia el pasado 16 de mayo en el que recogía una serie de actuaciones a realizar. Más allá de esas actuaciones, los colectivos se muestran abiertos a dialogar con el Celta pero, hasta el momento, no encuentran las garantías suficientes en las propuestas del club vigués y tampoco gustaron las formas utilizadas por el club. 
El penúltimo capítulo se vivió con la presentación del borrador remitido el pasado 27 de junio en el que se ofrecía un acuerdo de carácter privado y confidencial, que no gustó a las directivas de los diversos colectivos. A esto añaden que carecieron de tiempo para poder estudiar con calma la propuesta y evaluar su conveniencia. En esta situación, se llegó a una reunión celebrada este lunes entre todas las partes implicadas en Mos en la que estaba presentes comunidades de aguas, la alcaldesa de la localidad, Nidia Arévalo, y representantes de distintos grupos políticos. En este encuentro no se alcanzó ningún tipo de acuerdo, a pesar de que comenzó con un discurso de la regidora en el que defendió la actuación del Celta, criticó la gestión de las comunidades de aguas y apeló al borrador presentado por la entidad futbolística como documento de referencia. Posteriormente, la discusión avanzó, pero sin acuerdos reseñables.
La misiva enviada por el Celta y que presenta el "borrador de un posible convenio" está firmado por el presidente del club vigués, Carlos Mouriño. En el texto se recoge que el acuerdo "garantizaría el caudal y la calidad del agua existentes de su acometida tanto en el proceso de construcción como una vez finalizada la construcción". Además, en el texto se recoge la intención de "promover, respetar y fomentar las buenas relaciones y acuerdos entre las partes implicadas". 
No obstante, en el texto del borrador se recoge que el convenio tiene "una consideración de confidencial". Este punto no gustó a las directivas de las comunidades de aguas porque choca, frontalmente, con los correspondientes estatutos de funcionamiento al ser de carácter asambleario. 
En lo referente a las obras que ejecutará el Celta, el texto del convenio recoge que serán todas las necesarias de "conformidad a lo requerido por los dos peritos contratados". Este punto tampoco gustó a las comunidades de aguas al entender que, en primer lugar, se tienen que garantizar lo exigido en la Avaliación Ambiental Estratéxica Ordinaria. 
En todo caso, la situación es susceptible de cambiar en las próximas semanas porque las agrupaciones de aguas se encuentra abiertas a negociar y también se expresó en este sentido el Celta. Eso sí, un entendimiento parece, hasta el momento, lejano.n