CELTA

El Celta paraliza sus obras de mejora en Balaídos

La denunciada desatención del Concello a los requerimientos de club y Liga es la causa

Mouriño, junto a Ricardo Barros en su última comparecencia.
Mouriño, junto a Ricardo Barros en su última comparecencia.
El Celta paraliza sus obras de mejora en Balaídos

El Celta retomará la competición liguera con dos jornadas consecutivas en Balaídos, un escenario que en los últimos día ha vuelto a estar rodeado de polémica al reproducirse el desencuentro entre el Celta y el Concello de Vigo acerca de la profunda reforma que se está llevando a cabo desde el consistorio y la Deputación de Pontevedra. El club, por boca de su presidente, Carlos Mouriño, denunció que en Praza do Rei hacen caso omiso a sus requerimientos y a los de la Liga y que no existe comunicación alguna entre ambas partes, por lo que el consejo de administración de la entidad celestre ha tomado la decisión de paralizar cualquier obra de mejora de las instalaciones municipales. 
En la reforma global, el Celta se ocupó de la grada de Tribuna Baja cuando la relación con el Concello aún era amigable, al menos públicamente. A partir de ahí, ha actuado como receptor de las obras y ha querido hacerlo como asesor para que el resultado se adaptase a su gusto y, sobre todo, a los requerimientos de la Liga de Fútbol Profesional.
Para ello, en este tiempo ha realizado numerosas actuaciones con el fin de mejorar las obras realizadas, denunciando ahora que el Concello no se hace cargo ni de realizarlas ni de sufragarlas. Ante tal situación, la decisión es cesar cualquier tipo de obra en el estadio, al menos hasta que en Praza do Rei den respuesta a sus peticiones.
Las intervenciones para acondicionar las obras recepcionadas ya no se llevarán a cabo. Eso sí, muchas de las necesarias en Río, el último graderío terminado, ya se han realizado.
Uno de los puntos principales de fricción entre club y Concello ha sido últimamente el de la iluminación. Mouriño desveló en su última comparecencia que la falta de luz podría acarrearle al Celta sanciones de la Liga, que ya ha advertido al respecto 
En cuestión de diez días, Balaídos volverá a albergar un partido. Y será a las 21:00 horas. Habrá que tirar de focos.n